Por Federico Osorio Altúzar


EN EL SENADO: EL AGUA Y LA MUTUA CONVENIENCIA

El cónclave en la Comisión de Recursos Hidráulicos del Senado de la República, efectuado el 23 de abril, ha pasado desapercibida a pesar de su relevancia para convalidar el Tratado de Límites y Aguas como factor de mutua conveniencia y de convivencia armoniosa.
Voces conocedoras la de los convocados a la reunión presidida por Roberto Salmón Castelo, presidente, hicieron referencia a las peripecias de más de un siglo en torno a la difícil vecindad motivada por el abasto y el desabasto periódico del agua, superada la inconformidad a través de acuerdos basados en el Derecho Internacional.
Manuel Cavazos Lerma y Patricio Martínez García, gobernadores de Tamaulipas y de Chihuahua, al final de los noventa y principios de este siglo, ambos senadores en la actual Legislatura, reseñaron los efectos del Tratado y evocaron, el primero, su papel en los procesos de modernización agropecuaria por medio de obras hidráulicas. Acerca de la necesaria previsión y prevención, el segundo intervino con documentada síntesis.
Cavazos Lerma subrayó los beneficios del Gobierno mexicano, ejecutados por su administración, convirtiendo la adversidad a causa de inesperadas precipitaciones pluviales, haciéndolas fuente de productividad y bonanza en el agro tamaulipeco por medio de la avanzada infraestructura.
Martínez García, promotor en su mandato (1998-2004) de la buena vecindad con los estados de Texas, Nuevo México y Arizona, hizo recordar su desempeño no sólo al frente del Gobierno de su Entidad, sino también su liderazgo como esmerado organizador y diligente anfitrión en las cumbres de Gobernadores Fronterizos.
Al término de su mandato, el combativo senador en el más alto foro legislativo, apologista de causas que tienen que ver con la autonomía, la autodeterminación y la soberanía de México, pidió hacer la precisa evaluación de los volúmenes de agua que México habrá de pagar este año, con arreglo a lo que dispone el Tratado.
"Nuestro País, había sentenciado siendo gobernador, somos gente de palabra que cumple sus compromisos a cabalidad"
Político de fácil palabra, hombre de leyes, Patricio Martínez llevó a debate el tema del acato a la normatividad, el "Pacta sunt servanda" del Derecho Internacional. Asimismo, expuso el tema referente a las asignaciones a México de agua, por parte de Estados Unidos. Y esto no es "por cortesía", agregó, sino por disposición contenida en la letra y el espíritu del Tratado. Ahora bien ¿cómo es posible festinar el que una comarca desértica, como Chihuahua, se obligue a pagar el líquido del que carece, litro tras litro? En otros tiempos y circunstancias ha sido posible ahogarse en agua a causa de la tempestad y las inundaciones. Las presas, canales y represas lo impiden ahora.
Por cierto en agosto de 2003, el senador por Chihuahua hizo notar ante sus pares, aquende y allende la frontera, que era de esperar acciones perentorias, decisivas, por la amenaza de sequía en zonas rurales y urbanas, aludiendo a lo ocurrido hacia finales del siglo cuando se registraron efectos devastadores por la falta de agua. "Las lluvias no llegan, observaba, y las nieves invernales escasean cada vez más". Apoyándose en la evidencia de hechos, y convalidando de antemano pronósticos de investigadores extranjeros y nacionales como en el reciente homenaje con motivo del Centenario del Dr. Borlaug en Sonora, afirmó que el cambio climático y el calentamiento de la tierra pronto serían inevitable realidad. A punto estamos de atestiguarlo.
El uso y destino del agua junto con el del petróleo, las explotaciones mineras y el saqueo de especimenes en las cuencas pesqueras, son asunto prioritario. Ocasiona además rupturas, fricciones y divisionismos por la ineptitud y la tozudez de los aprendices de la política, la planeación y la administración de los bienes públicos bajo su tutela y preservación.
http://federicoosorioaltuzar.blogspot.mx