Banner

El empresario ya había causado un quebranto a Banamex de más
de 5 mil 312
millones de pesos

Por Abel Barajas
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Directivos de Banamex “perdonaron” hace tres años una presunta estafa de Oceanografía, similar a la que ahora le ocasionó un quebranto de más de 5 mil 312 millones de pesos.
Grupo Banamex canceló por vez primera en 2011 su línea de crédito a la empresa, porque desde aquella ocasión Pemex desconoció las facturas que presentó para respaldar el financiamiento bancario.
Emilio Gonzalo Granja Gout, hasta hace poco director gerente de la Unidad de Energía y Químicos de Banamex, declaró a la PGR que en aquella ocasión directivos bancarios negociaron un acuerdo con el dueño de la empresa, Amado Yáñez Osuna, y su socio, Martín Díaz Álvarez, para evitar la cartera vencida y paralizar los trabajos de la firma proveedora con Pemex.
“Sin recordar la fecha exacta, en el año 2011, cuando todavía era atendido por Banca Empresarial, Pemex rechaza el pago de ciertas facturas descontadas por Oceanografía con Banamex, por lo que procedimos a cerrar la línea de crédito, lo que provoca el paro de operaciones de algunos proveedores por falta de recursos”, declaró el pasado 3 de abril.
Granja Gout, despedido por Banamex el mes pasado y hoy prófugo de la justicia, dijo que el problema los hizo convocar a una reunión en la que estuvieron Guillermo Gómez Tejero, Guillermo Pérez Elizundia y José Antonio Ortega Rivera, como representantes del banco.
Por parte de la paraestatal afirma que acudió Marcos Alazraki Pfeffer, subdirector de Financiamiento de Pemex Exploración y Producción, y por Oceanografía se presentaron Yáñez Osuna y Díaz Álvarez.
“En esa reunión, personal de Oceanografía y Pemex nos explicaron que hubo un problema operativo presupuestal a nivel contrato y que por ese motivo se habían rechazado esas facturas; que posteriormente sería solucionado, pero que por el momento, para no dejar la línea de Pemex en cartera vencida, la compañía nos ofreció sustituir esas facturas por otras para poder recibir pago de Pemex pronto”, relató.
Funcionarios del Gobierno federal dijeron que, después de revisar este antecedente, documentaron que el rechazo de ciertas facturas descontadas y cancelación del crédito de Banamex, efectivamente respondía a un “tema de carácter administrativo”, aunque no se ofrecieron más detalles.

Antiguos compañeros
Yáñez Osuna ya antes había declarado ante la PGR que contrató a Díaz Álvarez para que realizara una reestructuración financiera de Oceanografía, porque tenía contactos con directivos de Banamex.
Granja Gout reconoció en su testimonio ministerial que había sido compañero de universidad de Díaz Álvarez, aunque aseguró que hasta aquella ocasión de la junta, no lo había visto en 25 años.
“Después de la reunión fui a comer con Martín Díaz Álvarez en Los Canarios de Masaryk, para que me explicara la situación de la empresa, y allí me platicó que su llegada a Oceanografía había sido por la recomendación de Luis Vázquez, de la empresa Diavaz, y el desarrollo de la misma”, agregó el directivo de Banamex.
En la comida, Martín Díaz le contó a su ex compañero universitario que había estado dedicado a instrumentar mejoras en Oceanografía, después de situaciones complicadas en 2009 y 2010. Ambos mencionaron la necesidad de que Pemex pagara todas las facturas descontadas.
Aquella ocasión, según el relato del ex directivo, Banamex le dio vuelta a la hoja y no denunció las facturas que Pemex había desconocido. Tampoco hubo denuncias de alguna autoridad.

Ahora prófugos
Tres años más tarde la historia se reprodujo a mayor escala, pues Oceanografía fue inhabilitada y Banamex volvió a cancelar todas las líneas de crédito para evitar las operaciones de descuento.
Y volvieron a llamar a Yáñez para una reunión urgente en febrero pasado.
“En dicha reunión participaron por el área de riesgo Federico Solórzano, por el área de Reestructuras de Crédito, Roberto Glenn, Emmanuel Amor, Alonso García Tamés y yo.
“En la reunión Amado Yáñez Osuna nos platicó su versión de lo acontecido y su deseo de poder reestructurar y vender la empresa lo antes posible para evitar quebranto a sus acreedores, incluidos Banamex”, declaró Granja Gout.
Pero esta vez no pudieron negociar nada, como en la anterior ocasión.
Hoy Granja Gout y Alfonso Gerardo Ortega Brehm, ex jefe de la Unidad de Servicios de Transacción Global de Banamex, se encuentran prófugos, luego de que un juez ordenara sus capturas por suscribir un contrato para otorgar créditos a Oceanografía, que ocasionó un quebranto al banco por 455 millones 281 mil 789 pesos.