Incorporará Gobierno Federal a un millón 700 mil mexicanos más


Por Adriana Alatorre
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El Seguro Popular prevé concluir el año con un millón 700 mil mexicanos más afiliados al programa.
Dicha cifra es similar al número de personas que se sumarán a la población que no cuenta con cobertura de salud.
De acuerdo con un aviso de la Secretaría de Salud publicado ayer en el Diario Oficial de la Federación, al cierre de 2013 se contabilizaron 55.6 millones de personas inscritas y la proyección para 2014 es de 57.3 millones, lo que representa un aumento de 2.9 por ciento.
En una tabla sobre la información relativa al número de familias beneficiarias del Sistema de Protección Social en Salud desagregada por personas se indica que la proyección en 2014 sobre la población no derechohabiente ascenderá a 66.3 millones de mexicanos, cuando en 2013 fue de 64.9.
No obstante, la Encuesta Nacional de Empleo y Seguridad Social (ENESS), dada a conocer este año, reporta que hay casi 27 millones de personas sin afiliación a ningún tipo de seguridad social.
De acuerdo con el Plan Nacional de Desarrollo 2012-2018, el crecimiento del Seguro Popular se estancó a partir de 2011 al registrar 51.8 millones de personas afiliadas; en 2012 la cifra fue de 52.9 millones y en 2013 tuvo un repunte hasta los 55.5 millones.
Por otra parte, en el aviso oficial del Comisionado Nacional de Protección Social en Salud se prevé un aumento en la cuota que aporta la Federación, que pasará de 911 a 947 pesos.
Además, la aportación que realizan los estados, que corresponde a la mitad de esos recursos por persona, será de 455 pesos a 473 pesos.
En total, los estados erogarán 26 mil 695 millones de pesos por la cobertura de salud de los afiliados.
El aviso refiere que Baja California Sur, Colima y Nayarit son las entidades del País que más cantidad aportan por persona, alrededor de mil 800 por cada una; mientras que los estados con menores aportaciones son Jalisco, Guanajuato y Michoacán, con alrededor de mil 300 pesos por persona.
A principios de este mes, la Federación quitó a los estados el control total del presupuesto del Seguro Popular y endureció las reglas para su fiscalización.
Se trata de 72 mil 330 millones de pesos asignados al programa para 2014, que representan el 70% de todos los recursos que el País destina al rubro de salud.
A partir de nuevos lineamientos, la Secretaría de Salud podrá hacer compras consolidadas de medicamentos e insumos y repartirlos a los estados.
Antes, cada Entidad adquiría estos materiales, a precios diferentes y a veces inflados, con los recursos que les destinaba la Federación.