Banner

Por Sonia Del Valle
y Emily Corona
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Los directores de secundaria en México reportan índices de violencia en sus escuelas por encima de los demás países miembros de la OCDE, revela el Estudio Internacional sobre la Enseñanza y el Aprendizaje (Talis).
De acuerdo con los resultados 2013 de la encuesta, esta percepción no ha variado desde 2008, cuando se aplicó por primera vez el sondeo.
Más de la mitad de los directores mexicanos, destaca el reporte, consideraron que el uso de drogas, la violencia física y verbal entre los alumnos, así como el robo, son problemas que dificultaban el trabajo docente.
Dirk Van Damme, Jefe de la División de Innovación y Medición del Progreso de la OCDE, explicó en conferencia de prensa que la encuesta da a conocer el entorno de los docentes y qué experiencias tienen, así como los retos que enfrentan para lograr un buen desempeño en la escuela.
“No es difícil entender que esto (la violencia) está afectando el ambiente propicio para la enseñanza. En ninguna sociedad se puede mantener a la misma fuera de un salón de clases. La sociedad siempre logra entrar y pide a los maestros niveles altos de profesionalización para lidiar con ello”, indicó.
Según los resultados de la encuesta aplicada a más de 100 mil maestros de 33 países, el 10.8 por ciento de los directores de secundaria en México considera que la violencia física entre estudiantes ocurre de manera cotidiana, cuando el promedio de los demás países es de 2.3 por ciento.
Además, 13.2 por ciento considera que en sus escuelas los estudiantes comenten actos de vandalismo y robo de manera cotidiana, mientras que el promedio de los demás países es de 4.4 por ciento.
En intimidación y abuso verbal, México queda en tercer lugar, sólo por detrás de Brasil y Suecia. Y es que 29.5 por ciento de los directores consideran que sus estudiantes incurren de forma regular en dicho comportamiento, mientras que en Brasil son el 34.4 por ciento, y en Suecia el 31.1 por ciento. El promedio de la OCDE es el 16 por ciento.
Sin embargo, dicha intimidación no se traslada hacia los maestros, ya que sólo 3 de cada 10 directores sienten ser víctimas de abuso, un porcentaje menor que el promedio de la OCDE de 3.4.
La subsecretaria de Educación Básica de la SEP, Alba Martínez, sostuvo en la conferencia que la dependencia federal busca mejorar el clima y la convivencia escolar.
“Este es un estudio de percepción, y es importante no olvidar qué es una percepción”, expresó al referirse al tema de la violencia.
Incluso, aseguró que ni los maestros ni los directores han sido omisos ante los hechos de violencia escolar.
“Tienen las herramientas para enfrentarse a estas situaciones y el esfuerzo que estamos impulsando es que esas herramientas se puedan mejorar”, indicó.