Admiten que es “desbordante” el número de niños centroamericanos que cruza a México para llegar a EU

Por Emily Corona
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- México y los países de Centroamérica buscarán ordenar los flujos migratorios en la región y reforzar la protección de los menores de edad que son parte de los mismos, informó ayer Mercedes del Carmen Guillén.
La subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación reconoció que el “desbordante” número de niños centroamericanos que cruza a México para llegar a Estados Unidos plantea un reto a todos los países involucrados.
En conferencia telefónica desde Managua, donde participó en la reunión ordinaria de la Conferencia Regional sobre Migración, destacó que se discutieron ahí medidas para enfrentar el fenómeno.
“La idea es que pudiéramos tener los (datos) biométricos de todos ellos (los migrantes) y facilitar un tránsito, pero no un libre tránsito hacia Estados Unidos, sino un tránsito regulado, en el que ellos reúnan las condiciones que se requieren como en todo País del mundo”, detalló.
“En el caso concreto de México, bajo el principio del supremo interés del niño, (la intención) es estar mucho más atentos para detectar este paso. Aunque quiero decirles que es de muchas maneras invisible, porque estos tratantes de personas no pasan ni siquiera por los albergues normales que tiene la sociedad civil para este tipo (de migración)”.
Cuestionada sobre si México recibió críticas por su trato a los migrantes indocumentados en tránsito hacia EU, en particular a los menores, aseguró que en la reunión prevaleció el ánimo de colaboración.
“Sin embargo estamos conscientes, y se puso así sobre la mesa, de ver cómo pudiéramos nosotros estar en condiciones de cumplir con lo que nos mandata la ley, que es el de darle la protección de sus derechos humanos a los niños que transitan”, apuntó.