Banner

EL UNIVERSAL
CD. DE MEXICO.- La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) recibió en 2013 un total de 2.85 millones de reclamaciones de clientes bancarios por fraudes en tarjetas de crédito y débito, esto es un aumento de 5 por ciento con respecto al año anterior.
En conferencia de prensa, Mario Di Costanzo, presidente de la Condusef, aseguró que “tomando en cuenta estas operaciones, es posible que la delincuencia se quedara con mil millones de pesos por fraudes en tarjetas de crédito, y por tarjeta de débito otros 750 millones de pesos, por lo que en total podría haber generado una pérdida para las instituciones de crédito y los clientes cercano a mil 750 millones de pesos en 2013”.
De acuerdo a la ley, son reconocidos los actos fraudulentos para las personas cuando existe robo, extravío del plástico, clonación de la banda magnética, compras remotas (a través de teléfonos móviles o internet), transferencias electrónicas no reconocidas, robo de identidad o falsificación de datos personales.