Banner

Por Ulises Díaz
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La industria de las telecomunicaciones en México es una de las más dinámicas de la economía, pero aún tiene espacio para crecer más y explotar todo su potencial, consideró el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Desde el año 2000, indica el documento “Informe sobre la situación de conectividad de Internet y banda ancha en México”, el sector creció a una tasa de crecimiento de 7.1 por ciento anual y contribuye con cerca del 3 por ciento del PIB,
En la última década, se han invertido 30 mil millones para construir infraestructura, se ha digitalizado la red y ha aumentado el estado de conectividad de la población en general.
Sin embargo, si la penetración de los servicios de telecomunicación fueran más eficientes habría un crecimiento adicional, agregó.
Por ejemplo, si la penetración de banda ancha aumentara en 10 por ciento, el PIB crecería entre 0.9 y 1.4 por ciento adicional, calculó.
“El diagnóstico de la situación actual de la banda ancha en México es fundamental para identificar los avances alcanzados y los retos por superar. Es así que, si bien los principales indicadores de banda ancha muestran una tendencia favorable, aún persiste una falta importante de infraestructura”, dice el reporte.
“Los desequilibrios entre zonas urbanas, suburbanas y rurales, así como entre estratos socioeconómicos, son marcados en lo que refiere a acceso, mercado y apropiación. Las acciones tomadas en la presente Administración han sido creadas para atender el rezago y los desequilibrios existentes”, precisa.
De acuerdo a este informe, la mayor parte de la infraestructura de telecomunicaciones en México concentra la prestación de servicios de banda ancha instalada en zonas urbanas y suburbanas.