Por César Omar Leyva
TRIBUNA
Incubadora de Empresas ITSON mantiene un programa de consultoría y seguimiento a microempresas locales con el objetivo de proporcionarles herramientas para hacer crecer sus negocios y mediante la mejora de los productos que generan.
Actualmente se proporciona asesoría a 150 proyectos emprendedores de comunidades rurales de Cajeme, Navojoa, Guaymas y Empalme, a los que se les transmiten prácticas de administración y dirección de negocios para que vean que su empresa tiene oportunidades de crecer y que vean que su “tiendita” no va a ser para siempre.
Manuel Ricardo Lugo Cruz, director de Incubadora de Empresas ITSON, explicó que los recursos para asesorar estos proyectos productivos son aportados por el Programa Nacional de Financiamiento a Microempresarios (PRONAFIM) de la Secretaría de Economía y la misma universidad que destina una partida especial para promover el emprendedurismo.
“La cuestión aquí es enseñarles cuestiones como el ahorro, la reinversión, habilitar más infraestructura para tener mayor capacidad de atención, pero esto acompañado con una apertura de mercado. Que si antes vendía sólo en su colonia o en su cuadra, que ahora se expandan a más colonias o más calles”, señaló.
Lugo Cruz, dijo que la gran mayoría de los microempresarios de las comunidades rurales ven limitado su crecimiento porque tampoco tuvieron la oportunidad de estudiar más allá del nivel básico; sin embargo, están abiertos a recibir la asesoría que a través de la incubadora el ITSON ofrece a la comunidad.