Por Natalia Gómez
EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- México y la Santa Sede trabajarán de manera conjunta iniciativas en organismos internacionales para la defensa de los migrantes, así como para provocar un cambio en la perspectiva del análisis del tema migratorio, de uno que “sataniza” a los que migran como un lastre y una carga, a otro que los ve como depositarios de la dignidad humana, de valores y de derechos inalienables independientemente de su estatus migratorio.
Así lo anuncia el embajador de México ante la Santa Sede, Mariano Palacios Alcocer, quien se encuentra en México para participar este lunes en el Coloquio sobre Migración Internacional y Desarrollo, al que acude el secretario de Estado Vaticano, Pietro Parolin.
El diplomático asegura, en entrevista, que este foro con impacto regional e impulsado de manera bilateral por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y la Santa Sede, forma parte también de la preparación de la visita a México del Papa Francisco.
“El propósito es que varios países de expulsión de migrantes den su punto de vista, que se tenga una visión de lo público y de lo pastoral por parte de la Iglesia. Nos interesa por lo tanto que en este coloquio pueda haber un análisis, tanto de las deficiencias y potencialidades del marco normativo, conocer lo institucional y las políticas públicas que operan en migración. Con ello se generarán sugerencias de mejoramiento compartido y corresponsable”, indicó.
Palacios Alcocer consideró que la sociedad debe retomar los valores humanos, muchos de ellos contenidos en las religiones, para así abordar desde una perspectiva más humanitaria el fenómeno migratorio.
Asegura que México no ve en el Papa Francisco a un mediador ante Estados Unidos, para dar alguna solución al conflicto migratorio.
“La Santa Sede tiene una tradición muy amplia de acompañamiento en negociaciones para la distensión de conflictos, lo que he observado es que la Iglesia universal dicta disposiciones generales y la competencia concreta se la deja a las iglesias particulares, incluso en el tema de Tierra Santa el Papa no va a mediar, sino que los invita a la diplomacia de la oración”, comenta.

Alistan visita del Papa
El embajador señala que este coloquio forma parte del acercamiento para los preparativos de la visita del Papa.
“Nos parece que los trabajos de la visita se están acompañando con esta serie de actividades de reflexión de temas de interés común como el de migración. Es parte de los preparativos”, indica el representante mexicano ante la Santa Sede.
El Papá Francisco aceptó el pasado 7 de junio la invitación del Presidente Enrique Peña Nieto, pero la fecha de la visita a México será definida, menciona Palacios Alcocer, cuando la agenda de Su Santidad lo permita.
¿Podría ser en 2015 cuando el Papa Francisco venga a México, aprovechando que realizará una visita a Estados Unidos en septiembre?
Para nosotros la fecha que mejor acomode al Papa será bien acogida en México, por razones de orden logístico suena lógico lo que dice, sería más difícil pensar en otro viaje transatlántico cuando la relación geográfica entre México y Estados Unidos es de proximidad.
El diplomático dijo que la agenda de Su Santidad no está definida aún y que hasta el momento ninguna organización civil ha hecho solicitudes a la embajada de incluir en la agenda temas como los abusos sexuales por parte de religiosos.
El coloquio México-Santa Sede tiene sus trabajos este lunes en cuatro paneles y será inaugurado por el canciller José Antonio Meade; el secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, y la subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos, Mercedes del Carmen Guillén Vicente.
Acuden, además, académicos, religiosos y los cancilleres de Guatemala, Honduras y El Salvador.