Banner

La cifras sobre homicidios en el País no cuadran

Por Benito Jiménez

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Hay inconsistencias en los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y los que las Procuradurías estatales reportan mensualmente al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

En Puebla, por ejemplo, el INEGI reportó un aumento del 17.42 por ciento en el número de homicidios en el periodo 2012-1013, mientras que el SESNSP registró una baja de 28.95 por ciento en ese mismo lapso.

La diferencia fue de más de 46 por ciento entre ambas mediciones.

Otro caso fue Chiapas. Ahí, el instituto dio a conocer que el homicidio escaló en un 25.9 por ciento en el mismo periodo, mientras que el Secretariado Ejecutivo asentó una reducción del 5.76 por ciento.

“Encontramos al Presidente de la República, al Secretario de Gobernación, al Comisionado para Michoacán, a los Gobernadores afirmando resultados que en realidad no tenemos”, dijo Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, que aglutina a varias organizaciones no gubernamentales especializadas en temas de seguridad.

“Me parece evidente que lo que las autoridades anuncian con triunfalismo resultan ser llamaradas de petate”, aseveró Rivas en entrevista.

El ONC hizo un comparativo con los datos que el INEGI reveló este miércoles. De acuerdo con el instituto, que basa sus informes en certificados de defunción, en 2013 se registraron 22 mil 732 homicidios en todo el País.

Las Procuradurías basan sus registros en las averiguaciones previas o carpetas de investigación abiertas por el delito.

“Lo que me preocupa más es que tomen decisiones con información incompleta, tenemos autoridades que están tomando decisiones de política pública, de seguridad, de atención a víctimas, de recursos y capacitación de manera sesgada”, resaltó el director del ONC.

“No podemos asegurar que sea un tema de dolo o de impericia; hablando con las Procuradurías estatales nos dicen que el SNSP no les ha dado indicaciones exactas de metodología y que tienen problemas para tipificar (los delitos).

“Es un argumento que las Procuradurías dan, pero más allá de esas diferencias, las autoridades estatales no están haciendo debidamente su trabajo en registrar la información porque el homicidio doloso lo es en todo el País y no es posible que tengamos diferencias hasta del 40 por ciento”, puntualizó Rivas.

Según el INEGI, el número de homicidios en 2013 fue el menor desde 2009. La tasa de 19 homicidios por cada 100 mil habitantes que se registró el año pasado es similar a las reportadas en los 90.