Banner

EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- La Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) revisó durante 2013 el albergue “La Gran Familia”, de Zamora, Michoacán, pero no encontró alguna irregularidad.
El Instituto Nacional de Desarrollo Social (INDESOL), que depende de la SEDESOL, entregó a la casa hogar dirigida por Rosa Verduzco, “Mamá Rosa”, más de 300 mil pesos como parte del Programa de Coinversión Social desde 2010, que busca ayudar a organizaciones de la sociedad civil en proyectos para la población considerada como “vulnerable”.
En entrevista, la directora de INDESOL, Angélica Luna Parra, dijo que se están revisando, a través del DIF, los albergues que ayuda la dependencia, pero dijo que es “imposible” asegurar que no se otorgarán recursos a organizaciones que después sean sujetas a una investigación federal.
“Nosotros como INDESOL, no tenemos la facultad de inspección a fondo, esto se permitió porque un juez federal dio la orden y esto no se había dado desde hacía muchos años. En el estado tenía una propia fama este albergue, y en el nivel de inspección que tenemos pudimos ver que los refugiados tocaban instrumentos musicales, lo mismo que veían todos esos grandes intelectuales que después salieron en su defensa”, señaló.
Explicó que una representante de SEDESOL revisó el albergue el año pasado y se pudo constatar que se habían comprado los colchones para los que se había pedido el recurso.
“Yo creo que este es un punto crítico que pone de manifiesto acciones de muchos años. Hay organizaciones que están donde el Estado no está, como las que atienden niños autistas o con discapacidad intelectual, pero sí debemos vigilar y procurar que las instancias encargadas de la revisión se fortalezcan”, declaró Luna Parra.
Agregó que durante el año pasado se reforzaron las inspecciones en las granjas para adicciones, porque se habían detectado violaciones a los derechos humanos.
“En coordinación con el área de salud certificamos las granjas, porque encontramos que muchas eran apócrifas. También pedimos la revisión en albergues, pero quien trabaja en la delegación de Michoacán no vio nada malo”, aclaró.
Por su parte, Juan Carlos Lastiri, subsecretario de Planeación y Prospectiva de la SEDESOL, aseguró que se están llevando a cabo “ auditorias” en las organizaciones que apoyan y que, hasta ahora, se han encontrado irregularidades como que no se invierten los recursos de manera correcta.