Banner

EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- La Procuraduría General de Justicia en Michoacán prohibió a familiares, colegas y personal de la Clínica 4 del IMSS, de Zamora, hablar “con periodistas y gente extraña”, del caso de la doctora que fue secuestrada, mutilada y rescatada, para “no entorpecer las investigaciones y poder dar con los culpables”.
Los médicos de este hospital trabajan bajo presión desde el pasado jueves, cuando fue secuestrada la doctora.
Varios de sus colegas han sido llamados a declarar ante la PGJE, y han sido advertidos de no comentar ni intercambiar información con nadie que no corresponda a la autoridad judicial.
La víctima fue internada en un hospital no revelado, para salvaguardar su integridad, y sus parientes solicitaron no brindar datos que pudieran facilitar a sus agresores ubicarla.
“Ya se encuentra estable y recuperándose. Ya hizo varias declaraciones con la policía y ha pedido no hablar con más gente que la necesaria”, dijo uno de los familiares que pidió anonimato.

Diversos casos
El Universal constató las condiciones en las que se trabaja en la clínica de Zamora, que tiene una planilla de 30 médicos de diferentes especialidades.
Trabajadores administrativos dijeron que en el último mes se han registrados dos óbitos (fetos muertos) en el área de ginecología, donde laboran seis especialistas, en tres turnos diferentes.
El secretario de Salud en Michoacán, Carlos Aranza, admitió que “al menos la mitad de los 109 centros de salud de primer nivel se encuentran en total abandono”.
Además, reconoció que hay falta de equipamiento y condiciones básicas de atención en las unidades de salud, que generan inconformidades entre la población.
Al hablar del caso de la doctora agredida en Zamora, indicó que “esto preocupa y enciende ‘focos rojos’ y creo que debemos tomarlo como una voz de alerta, de una sociedad desconfiada, que busca hacer justicia por propia mano”.
La siguiente semana la Secretaría de Salud de la entidad organizará un foro multidisciplinario para difundir, exponer y dar a conocer “las responsabilidades, derechos y obligaciones de los trabajadores del sector en sus diferentes niveles”, anunció Carlos Aranza.