Los meses de julio y agosto son sin duda los más difíciles para el comercio local


Por Rachel García Vega

TRIBUNA

En más de un 100% se incrementan las ventas para el comercio local durante el mes de agosto, pero solamente para aquellos giros que ofrecen útiles escolares, calzado, mochilas, así como uniformes escolares, entre otro tipo de artículos que están relacionados con el regreso a clases, coincidieron comerciantes del primer cuadro de la ciudad.

Carla Contreras quien se dedica a la venta de útiles escolares expresó que este es el periodo que ellos tienen para recuperarse, debido a que el resto del año a pesar de que hay movimiento, ese es bastante lento.

“Ahorita es cuando tenemos que aprovechar, ya que la gente acude para adquirir todo lo que sus hijos utilizarán durante el ciclo escolar y después de ello solamente recurren a las papelerías por lo que sus hijos van perdiendo, lo que los profesores les piden o aquellos productos que se les van acabando”, recalcó.

Lo mismo sucede para los negocios dedicados a la venta de uniformes y calzado, para quienes ésta es la mejor temporada del año.

Por su parte, María Guadalupe Espinosa, quien se dedica a la venta de ropa dijo que este mes la afluencia que se registra en el Centro de la ciudad, solamente es para aquellos comercios que se dedican a la venta de ese tipo de artículos, ya que en este periodo las familias suspenden cualquier tipo de compra que tengan que realizar y le dan prioridad a lo que los estudiantes necesitan para iniciar el ciclo escolar.

“La gente en este momento no se acuerda de comprar ropa, zapatos, perfumes, lo único que buscan es lo que van a necesitar los niños para regresar a la escuela”.

Los meses de julio y agosto son sin duda los más difíciles para el comercio local, debido a que los padres de familia empiezan a prepararse con anticipación; sin embargo, las dos semanas anteriores al día del inicio del ciclo escolar es la fecha en la que el movimiento es mucho más fuerte.