Por Amin Vera
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Al cierre de una semana marcada por la debilidad del dólar estadounidense frente a una canasta de monedas, el peso mexicano logró su mayor apreciación semanal en 9 meses.
Lo anterior, tras recuperar 14 centavos frente al dólar con respecto al lunes pasado, y cambiarse por 13.36 pesos a la venta y 12.76 a la compra en transacciones al menudeo del banco Banamex.
En el mismo sentido, la valuación de la moneda mexicana en el mercado al mayoreo tuvo una ganancia acumulada de 13.1 centavos, para alcanzar un precio de 13.0620 unidades por dólar a la venta.
Entre los principales factores que beneficiaron a la divisa nacional durante la semana estuvo un debilitamiento sobre la confianza en el dólar de EU entre los inversionistas, derivado de las constantes tensiones bélicas que el vecino del norte enfrenta en Ucrania e Irak.
Dicho nerviosismo provocó una migración hacia monedas consideradas un mejor refugio frente a la inestabilidad en estos momentos, lo que benefició al franco suizo, que alcanzó su nivel máximo de 19 meses frente al euro, y al yen japonés que se apreció frente al resto de las monedas de Asia.
Además, una serie de datos macroeconómicos negativos en la economía más grande del mundo, entre las que destacaron las ventas minoristas, las solicitudes de subsidios por desempleo y una baja en la confianza del consumidor, debilitaron al billete verde.
El peso mexicano fue apoyado por estos movimientos porque es considerada una de las 10 monedas con mayor circulación a nivel global, y es visto como una opción relativamente segura que ofrece los beneficios cambiarios de una moneda emergente.
El euro por su parte, también registró un importante descenso de 25 centavos en comparación con su cotización frente al peso al arranque de la semana.