Banner

Coinciden padres de familia que los gastos en útiles y uniformes son elevados

Por Rachel García Vega

TRIBUNA

Desde 700 hasta 3 mil 500 pesos o más tienen que pagar algunos padres de familias por cada uno sus hijos que cada año inicia el ciclo escolar, montos que se incrementan conforme a la cantidad de estudiantes que cursan sus estudios ya sea de educación básica, superior y medio superior.

Padres de familia que el día de ayer realizaban sus compras con motivo del regreso a clases coincidieron en que este motivo representa un duro golpe para la economía familiar, teniendo en cuenta que es un gasto obligatorio que no se puede dejar de hacer, por lo que muchos optan por empezar a comparar los artículos con anticipación.

Edén Baldenegro quien ayer por la mañana acudió a realizar algunas compras para sus hijos que iniciaran actividades en primaria y secundaria, dijo que fácilmente tienen que destinar mil 500 pesos por cada uno de ellos, siempre y cuando los artículos que elija sean de los más económicos.

“Por ejemplo en el uniforme gastamos 300 pesos, en los zapatos fueron 450 pesos, la mochila nos costó 225 pesos y en útiles escolares destinamos alrededor de 350 pesos, además de algunos casos adicionales que por el momento no recuerdo, pero para el niño de secundaria el gasto fue un poco mayor, ya que los artículos al ser más grandes tienen también un costo adicional”, expresó.

Por su parte, la señora, Mirna Salazar dijo que su hijo este año entrará a preparatoria y en este nivel donde ha sentido que el gasto es mucho más fuerte, debido a que solamente de inscripción tuvo que pagar 2 mil 800 pesos, ello sin contar los 600 pesos del uniforme, los 300 pesos de la mochila, los 250 de los zapatos, las libretas y demás útiles que llevan los jóvenes a clases.

“Eso es mucho dinero, la situación está muy difícil y las cosas cada vez son más caras, es por ello que muchos estudiantes se ven obligados a dejar sus estudios, sobre todo en aquellas familias en las que el ingreso es bajo y hay varios niños”.

Guadalupe Rivera Vega quien también acudió a realizar sus compras de regreso a clases expresó que el gasto ha sido fuerte y que el gasto que realizó fue de aproximadamente mil 200 pesos, a pesar de haber reutilizado una gran cantidad de artículos.

Cabe mencionar que los padres de familia entrevistados coincidieron en que las instituciones educativas son muy exigentes en el sentido del uniforme y también de los artículos que se le solicitan a los estudiantes, por lo que les piden que cumplan con el material para que puedan trabajar sin problema.