EL UNIVERSAL
CD. DE MEXICO.- La deuda de las entidades federativas del País ascendió a 489 mil 643 millones de pesos durante el primer semestre de 2014, lo que representó un aumento de 10.5% respecto al mismo periodo del año anterior, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).
Según el reporte trimestral de la dependencia, el monto de los pasivos que contrajeron los 31 estados y el Distrito Federal equivalen a 3% del Producto Interno Bruto (PIB), nivel que supera el 2.8% que representaba un año atrás.
Desde el 30 de junio de 2013 y hasta el mismo periodo del presente año, las entidades federativas se endeudaron a razón de 128 millones de pesos diarios, el equivalente al presupuesto anual de la Consejería Jurídica del Ejecutivo Nacional (129 millones).
Así, en el último año los pasivos que se han acumulado por la solicitud de créditos a la banca comercial, de desarrollo y emisiones bursátiles ascendió a 46 mil 604 millones de pesos.
Significa que la deuda del último año, de 46 mil 604 millones de pesos, que contrajeron las entidades federativas supera el propio presupuesto anual de la SHCP (41 mil 882 millones).

Casos críticos
Los territorios que registraron los pasivos más altos en el País fueron: Distrito Federal (61 mil 403 millones), Nuevo León (58 mil 444), Chihuahua (41 mil 603), Veracruz (40 mil 767), Estado de México (39 mil 124) y Jalisco (26 mil 458).
Aunque tienen los montos más elevados, mucho de ello se explica por ser las demarcaciones con mayor contribución a la economía, una población más grande y necesidades superiores de financiamiento para atender las exigencias de sus habitantes.
Los focos rojos se ubicaron en aquellas entidades federativas donde el endeudamiento anual superó por mucho el observado en el promedio nacional (10.5%).
Morelos vio crecer 122% sus obligaciones al primer semestre de 2014; Chihuahua lo hizo en 59%; Oaxaca, en 55%; Colima, en 38%; Zacatecas, 21%; Nuevo León, 19%; Durango, 18%; Quintana Roo, 15%; Guerrero, 14%, Guanajuato y Chiapas, 11% cada uno.
La deuda per cápita, es decir, si cada mexicano tuviera que contribuir de manera equitativa para sanear el débito conjunto de las 32 entidades federativas, sería de 4 mil 359 pesos.
No obstante, en algunos estados el sacrificio de cada habitante sería mayor, revelan los datos. Por ejemplo, en Quintana Roo aportarían 14 mil pesos; en Coahuila, 12 mil 811; en Nuevo León, 12 mil 559 y en Chihuahua 12 mil 213, en el Distrito Federal y Sonora sería una cifra cercana a los 7 mil pesos.

Ahogan ingresos
Aunque muchas entidades han aprovechado las participaciones federales como una garantía de pago para contratar créditos, especialmente con la banca comercial, algunas han abusado al grado de tener un pasivo casi tres más alto que sus ingresos.
La deuda de Coahuila, como proporción de las participaciones federales, ascendió a 253%. Significa que por cada peso que recibe el estado de la federación, hay otros 2.5 pesos como deuda.
Quintana Roo registra una proporción de 250%, mientras que Chihuahua se sitúa en 245% y Nuevo León en 228 por ciento.
Aunque autoridades hacendarias del país y expertos en economía reconocen que esta deuda no es un factor que ponga en riesgo la viabilidad de las finanzas públicas de los estados, advierten que en algunos casos hay alertas.
La deuda conjunta de las entidades federativas es apenas 3% del PIB nacional; sin embargo, en algunos casos la situación supera ese promedio, como es el caso de Chihuahua, que lidera las entidades federativas con una deuda que como proporción del tamaño de su economía es de 9%; Quintana Roo, con 7.5%; Chiapas, con 6.8%, y Coahuila, con 6.6 por ciento.

No cantan mal las rancheras
La deuda de los municipios, alcanzó un monto de 48 mil 814 millones de pesos, al primer semestre, un aumento de 8.2% respecto al mismo periodo del año pasado.
Los estados que concentraron los municipios con los montos más elevados fueron: Jalisco (7 mil 609 millones de pesos); Estado de México (5 mil 680 millones); Nuevo León (5 mil 214); Baja California (4 mil 074); Sonora (3 mil 564), y Quintana Roo (2 mil 822).
Los 25 municipios más endeudados del país concentran prácticamente 40% del total de las obligaciones financieras.
El director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Héctor Villarreal, dijo que el dato de crecimiento de la deuda estatal sorprendió, pues estimaba que el alza sería de entre 6% y 7% y no de 10.5%, lo cual calificó de grave “porque sigue creciendo y si este ritmo de aumento no es más rápido es porque muchos estados ya están en el límite crediticio y además parece que algunos bancos ya se dieron cuenta que en ciertos estados la liga ya está muy estirada”, comentó.
El director general de Inteligencia Pública, Marco Cancino, explicó que a los gobiernos locales les es fácil endeudarse porque las leyes se lo permiten, lo grave es que nadie está dispuesto a asumir el costo político de subir la recaudación.
“Es normal que la vía fácil para las entidades federativas es pedir un crédito, el problema es que muchos ya están llegando a su margen”, comentó.
Resaltó que lo deseable es que las entidades pudieran endeudarse en virtud de su capacidad de recaudación, de esa forma podrían realizar más esfuerzos por obtener recursos propios y evitar pedir financiamiento como hasta ahora se ha hecho costumbre.