Por Ernesto Sarabia
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La tasa de desocupación del País se incrementó en julio a 5.19% de la Población Económicamente Activa y se convirtió en la más alta desde marzo, según cifras ajustadas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).
Los datos del Instituto revelan que en el sexto mes de 2014, la tasa de desocupación fue de 4.89% de la fuerza laboral, medida por la PEA.
El reporte del mercado laboral mexicano mostró una cifra de desocupación ajustada por estacionalidad mayor en 0.39 puntos porcentuales a 4.80% vaticinado por el consenso, como resultado de la fuerte alza en desempleo masculino.
En julio, la desocupación en hombres alcanzó su mayor tasa ajustada en 29 meses y se ubicó en 5.29 por ciento.
Aunque el incremento en mujeres resultó marginal en el mes de referencia, con tres puntos base a 5.01%, se debe tener presente que en junio la tasa se había reducido 20 puntos base.
En el mismo tono, a nivel nacional, la tasa de desocupación en su comparación anual subió a 5.47% en julio de 2014 contra el mismo mes del año previo, cuando fue de 5.12 por ciento.
La población subocupada, medida como aquella que declaró tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, representó en julio 8.13% de la población ocupada, lo que significó 0.25 puntos porcentuales más que el mes previo, por lo que interrumpió tres meses consecutivos con bajas.
A tasa anual y con datos originales, la tasa de subocupación se redujo 0.30 puntos en el séptimo mes del este año a 8.3% de la población ocupada.
En tanto, la Tasa de Informalidad Laboral se situó en 58.78% de la población ocupada en el séptimo mes de este año, mientras que en igual mes de 2013 se estableció en 60.04 por ciento.
Esta tasa es la suma, sin duplicar, de los que son laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, con aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo.
En esta tasa se incluye -además del componente que labora en micronegocios no registrados o sector informal- a otras modalidades análogas como los ocupados por cuenta propia en la agricultura de subsistencia, así como a trabajadores que laboran sin la protección de la seguridad social y cuyos servicios son utilizados por unidades económicas registradas.
La Tasa de Ocupación en el Sector Informal fue de 27.17% de la población ocupada en el mes que se reporta, menor a la de julio de 2013 periodo en que se cifró en 28.48 por ciento.