Banner

Por Adán García
AGENCIA REFORMA
MORELIA.- Tres mandos policiacos fueron detenidos ayer en el Municipio de Villa Jiménez, en Michoacán, acusados de nexos con el crimen organizado.
La Procuraduría General de Justicia del Estado reveló que los servidores públicos cobraban cuotas a funcionarios municipales para luego entregar el dinero a un grupo delictivo.
Por la mañana la dependencia había reportado la detención del director de Seguridad Pública Municipal y dos elementos más.
Esos dos últimos servidores públicos resultaron ser el primer comandante de la Policía Municipal, Saúl G., y el delegado de Tránsito, Juan Carlos C., dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública en el Estado (SSP).
“El director de Seguridad Pública mencionó que como integrante del grupo criminal tenía que cobrar “cuotas” a funcionarios y proporcionar información a sus superiores sobre la presencia de corporaciones policiacas”, detalló la PGJE.