Por Abraham Saucedo
AGENCIA REFORMA
MONTERREY.- Los usuarios de tarjetas de crédito “platino” pagan menores tasas de interés que quienes usan tarjetas “clásicas” y “oro”, pero deben prestar atención a sus anualidades, pues además de ser más altas, son las que más han crecido en los últimos tres años.
Las principales diferencias entre las tarjetas clásicas, platino y oro son el límite de crédito que ofrecen a sus usuarios y la tasa de interés que cobran.
De acuerdo con cifras del Banco de México al cierre del pasado abril, las tarjetas clásicas de la banca comercial mexicana tenían un límite de crédito promedio de 30 mil pesos, mientras que para los plásticos tipo oro y platino el techo de endeudamiento era de 54 mil y 116 mil pesos, respectivamente.
También al cierre de abril, las tasas de interés efectivas, que se calculan dividiendo los montos de intereses generados por cada plástico entre su saldo, fueron del 27.6, 25.4 y 16.7%, respectivamente, para las tarjetas clásicas, oro y platino.
La anualidad cobrada por las tarjetas platino promedió en abril de este año los 2 mil 51 pesos, por encima de los 471 pesos que pagan los usuarios de tarjetas clásicas y los 641 pesos que se cobran por las oro.
Esta diferencia se explica en parte por los beneficios adicionales que ofrecen los bancos a sus usuarios platino.
Entre estos se incluyen el acceso a salas exclusivas en algunos aeropuertos, puntos que se acumulan al usar la tarjeta y se pueden intercambiar por pesos al realizar compras posteriores, seguros de viaje, asistencia personalizada al hacer reservaciones y promociones de meses sin interés.
No obstante, la tarifa anual de los plásticos platino fue también la que más se incrementó de abril del 2011 a mismo mes del 2014, en 20.8% en términos nominales.
En comparación, las anualidades de las tarjetas clásicas crecieron en dicho plazo 14% y las de las tarjetas oro permanecieron prácticamente igual, aumentando apenas 1.9% nominal.