Por José David Estrada
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El Instituto Nacional Electoral (INE) busca invertir más de mil millones de pesos en un nuevo edificio en su sede de Viaducto Tlalpan.
Así como en la construcción de un piso adicional en el edificio de los consejeros y la automatización del estacionamiento de empleados.
El objetivo de esas obras, según el consejero Ciro Murayama, es dejar de pagar rentas en el Distrito Federal y trasladar a la sede central las oficinas, por ejemplo, de la Contraloría, que se ubican en el edificio Zafiro II de Periférico Sur.
“Lo que pagamos de renta de oficinas centrales, más las cinco juntas locales que queremos construir, son 95 millones de pesos al año, que es traslado de dinero a particulares”.
“Lo que estamos diciendo es que en vez de darle el dinero a particulares hagamos una inversión que el Estado mexicano recuperaría en 12 años y quedaría para el patrimonio público de la institución, en vez de estarle dando dinero a quienes viven de sus rentas”, señaló Murayama, presidente de la Comisión Temporal de Presupuesto.
El INE presupuestó en mil 87 millones de pesos las adecuaciones a su sede principal, de los cuales 344 millones los solicita para 2015.
Las construcciones propuestas son la macrosala de prensa, la modernización del estacionamiento y la construcción de un nivel para el Edificio A, que es el que ocupan los consejeros electorales, incluido el presidente, y el secretario ejecutivo.
Con la construcción del nuevo edificio se pretende dejar de pagar por las oficinas de la Contraloría y de las direcciones ejecutivas que rentan espacios en distintos puntos del DF.
Adicionalmente, el INE requiere 375 millones de pesos en 2015 para construir cinco sedes nuevas para las juntas locales ejecutivas de Aguascalientes, Nuevo León, Querétaro, Quintana Roo y Zacatecas.
Para justificar ese proyecto, el acuerdo presentado al Consejo General señala que cada año el INE gasta 303.8 millones de pesos en el arrendamiento de 608 inmuebles en todo el País.
En total el INE cuenta con 731 inmuebles, es decir, 83% es arrendado; 89 se encuentran en comodato y 34 son propios.
De los inmuebles propios, 23 son edificios y 11 terrenos.
“Es necesario implementar un programa de infraestructura inmobiliaria y ahorro en arrendamiento inmobiliario para dotar al instituto de infraestructura inmobiliaria propia.
“Y de esta forma reducir gradualmente los gastos por concepto de rentas que obligadamente y ante la carencia de inmuebles propios, tiene que realizar”, señala el punto 78 del acuerdo del presupuesto 2015 del INE.