Banner

Por Érika Hernández
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- En la mayoría de los 15 países que visitó en el transcurso del último año, el Presidente Enrique Peña Nieto quiso mostrar un México con certidumbre y con potencial energético.
Predominaron las giras internacionales a países de América Latina y Europa. Del total, siete fueron visitas de Estado o de trabajo y en el resto participó en cumbres o foros multilaterales. En casi todas aprovechó para reunirse con empresarios locales.
Con una reforma energética en análisis en el Congreso, el Jefe del Ejecutivo ya promovía las bondades de invertir en el sector.
“Ésta precisa la propiedad de los hidrocarburos para el Estado mexicano, pero establece varias modalidades (de participación de la iniciativa privada), para poder explorar, explotar y refinar los recursos petroleros, los hidrocarburos”, dijo el 23 de enero en Davos, Suiza, siete meses antes de que se aprobara la ley secundaría en la materia.
Lo mismo sucedió frente a empresarios y autoridades en Lisboa, Madrid, Turquía, California y otras ciudades de América Latina.
Otra de las reformas que posicionó en el extranjero fue la de telecomunicaciones y de competencia, respecto de las cuales aseguró que el País cuenta con seguridad jurídica para las inversiones, además de aprovechar su visita a diversas naciones para realizar desde ahí anuncios importantes de inversión.
En algunos países, Peña Nieto se vio orillado a hablar sobre la violencia en México, ante el cuestionamiento de líderes empresariales.
El Mandatario quiso cambiar en el exterior la imagen de inseguridad que impera en algunos estados, y argumentó que el problema no es privativo de México, sino de la región, y garantizó que su gobierno tiene una estrategia para regresar la tranquilidad y la paz a esas entidades.
Incluso, en junio pasado en Madrid afirmó que los homicidios dolosos disminuyeron en 25 por ciento, y que aquellas entidades con un alto nivel de violencia estaban recuperando la paz.
En México se realizó el encuentro entre los mandatarios de México, Estados Unidos y Canadá, aunque de aquél no resultó ningún acuerdo novedoso, sólo apostar por el tema energético y agilizar las fronteras, sin reducir controles de seguridad.
Este año Peña Nieto concretó pendientes como quitar el gravamen a 92 por ciento de productos y servicios que se exportan entre los países miembros de la Alianza del Pacífico, además de consolidar proyectos al interior de ese grupo del que forman parte Chile, Colombia, Perú y México.
También relanzó relaciones con Turquía, Portugal, Indonesia, Cuba, Ecuador y Honduras.
Sobresale el encuentro de Peña Nieto con el rey Juan Carlos de España, en junio pasado, pues fue el último que tuvo el ahora ex monarca con un Presidente antes de entregar la corona a su hijo Felipe, así como su asistencia al funeral de Nelson Mandela.
El Mandatario recibió en México a una veintena de homólogos, primeros ministros, funcionarios o representantes de organismos internacionales.