Banner

La reforma permitirá que empresas puedan invertir y operar en la industria energética nacional


Por Claudia Guerrero y Leslie Gómez
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Con la tribuna tomada por los senadores del PRD, el Senado aprobó en lo general en comisiones la reforma en materia de energía.
La reforma fue aprobada por 24 votos a favor y 9 en contra, de las comisiones de Puntos Constitucionales, Energía y Estudios Legislativos.
Más tarde vino la discusión de artículos reservados en lo particular, que se prolongó durante la madrugada y se esperaba que siguiera gran parte de este día, para subir hoy mismo el dictamen al pleno del Senado para su primera lectura.
La reforma modifica los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución para permitir que múltiples empresas puedan invertir y operar en la industria energética nacional.
Con los cambios, se autoriza la inversión privada y fomento en la participación de empresas nacionales.
Se contempla un nuevo régimen de contratos para actividades de exploración y extracción, a través de servicios, utilidad compartida, producción compartida y licencias.
Se establece que los hidrocarburos en el subsuelo son propiedad de la Nación y así deberá quedar plasmado en los contratos.
Se incluye una "ronda cero" para que Pemex elija primero las áreas y campos más atractivos, y se crea el Fondo Mexicano del Petróleo.
Se crea el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), un organismo público descentralizado, se fortalecen las comisiones reguladoras del sector de energía y se crea la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente propuesta por el Partido Verde.
También permite la participación privada en la industria eléctrica, se transforma a Pemex y a CFE en empresas productivas del Estado, plantea la necesidad de legislar en el combate a la corrupción en el sector energético y establece un transitorio para proteger los derechos laborales de los trabajadores del sector.