Banner

Por José Escobar Zavala
Cronista de la Ciudad


Hoy es un día en que los niños, sin chistar, se acuestan más temprano que de costumbre, confiados en que al despertar reencontrarán junto a su cabecera o al pie del arbolito de Navidad, los juguetes que por carta días antes le pidió a Santa Claus. Los adultos en cambio, tras el intercambio de regalos entre familiares y cercanas amistades, la pasarán espléndidamente saboreando los goces de una cena especial coronada con los infaltables brindis, toda vez que la ocasión lo amerita, Total, mañana es día inhábil, y si de comida se trata para eso está el recalentado.
En este día tan especial celebran su onomástico quienes fueron llevados a la pila bautismal con los nombres siguientes: Irma, Delfina y Eutimio. Felicitaciones a raudales para Irma Arana Rodríguez, presidenta de la Agrupación Para las Bellas Artes (APALBA), promotora desde siempre de toda clase de eventos y actividades de estrecha vinculación con la cultura y las actividades artísticas de toda índole.
En el recuerdo, don Eutimio Zavala Durán, comerciante pionero de la antigua Cajeme. Era dueño de todos los solares de la calle Galeana que estaban situados frente a la Plaza 18 de Marzo, de la calle Veracruz hasta la Puebla. En dicho sector se construyeron posteriormente el Hotel del Valle y el Hotel Jardín, así como la refaccionaria Reyna y Moreno.
De paso a otros temas, sabedor de que una de mis pasiones es la buena lectura, me visitó mi viejo amigo Dimas Norberto Ochoa para desearme por adelantado una Feliz Navidad, y de colofón me obsequió el libro "Detrás de la Máscara", edición actualizada, de la autoría de Jorge Ramos Ávalos, comunicador líder de la televisión hispana en los Estados Unidos.
Jorge Ramos es un convencido de que "No hay entrevistado sin máscara", y por ende el objetivo del entrevistador debe ser arrancarla, aunque nunca alcancemos a ver la cara completa. Tiene fama de poner en aprietos, con sus preguntas, a todos sus entrevistados, entre quienes figuran Felipe Calderón, Fidel Castro Ruz, Carlos Salinas de Gortari, Bill Clinton, Andrés Manuel López Obrador, el subcomandante Marcos, Evo Morales, Carlos Fuentes, Violeta Chamorro, Octavio Paz, Ernesto Zedillo, Isabel Allende, Cuauhtémoc Cárdenas y muchos más.
He leído ya las primeras páginas y estoy sumamente "picado", como para recomendarla como útil herramienta a todos los miembros de la Asociación de Periodistas del Valle del Yaqui que preside actualmente el compañero Alejandro Robles Ruiz. El prólogo establece que lo primordial, hoy más que nunca en México es preguntar todo el tiempo y a quien se deje, hay que bombardearlo a base de preguntas. No hay pregunta tonta. Y lo más triste para un periodista, en su fuero interno, es no haber hecho las preguntas que tenía planeado formular.


Rosy*