Banner

‘Curarse' en salud ayuda a prevenir padecimientos y gastos en atención. Especialistas sugieren acudir al médico dos veces al año de forma rutinaria


Por Natalia Vitela
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- En los balances de fin de año ¿ha incluido su salud? Ignorar los "avisos" que le da su cuerpo puede originar diagnósticos tardíos y tratamientos complicados.

Alejandro Cárdenas, presidente del Colegio de Medicina Interna de México, señala que analizar factores de riesgo, atender síntomas y detectar enfermedades de forma temprana puede prevenir padecimientos en lugar de dedicar tiempo, dinero y sufrimiento para resolverlos.

"Las personas deben ir con el médico en la etapa de salud, no enfermas, pues así es posible detectar padecimientos de forma temprana", explica.

Lo ideal, estima, es que las personas acudan al doctor por lo menos dos veces al año sin que necesariamente presenten algún malestar.

Si es que ya se presentó cierta sintomatología, las personas deben estar alertas y acudir con el experto en medicina interna que es el que está preparado para ofrecer atención integral para las personas de más de 15 años.

Tener presente el historial familiar de salud puede ayudar al médico para mejorar la prevención, sobre todo en casos como cáncer de mama, diabetes o males cardiovasculares.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, los miembros de una familia tienen en común genes, comportamientos, estilos de vida y ambientes que pueden incidir en su salud y su riesgo de enfermedades crónicas.

"La mayoría de las personas ya tienen antecedentes familiares de alguna enfermedad crónica (por ejemplo, cáncer, cardiopatías coronarias y diabetes) o de otras afecciones (por ejemplo, hipertensión arterial e hipercolesterolemia).

"Las personas con un familiar cercano que padece una enfermedad crónica pueden tener un mayor riesgo de padecer esa misma enfermedad que aquellas personas sin tal familiar", refiere.

Otro de los aspectos que hay que tomar en cuenta, señala Amor Díaz, terapeuta del Instituto Humanista de Psicoterapia Gestalt, es estar atento a sus sentimientos.

Un mal manejo de éstos, señala, puede agudizar algunas enfermedades.

Conocer el origen de estos sentimientos para modificar conductas contribuye en la eliminación de riesgos.

Aclara que no hay una relación directa entre un sentimiento mal manejado y el desarrollo de una enfermedad, pues ésta depende de muchas variables, pero hay enfermedades que se relacionan, por ejemplo, con el estrés y la angustia que provoca.

Entre ellas la gastritis, colitis, neurodermatitis, hipertensión y la hernia hiatal.

La terapeuta señala que "nuestro cuerpo nos va a avisar, pero hay que escucharlo".

"Quien está en un estado de enfermedad es porque ha perdido la armonía entre el aspecto psicológico, físico, ambiental y espiritual", indica.