Banner


Por Alma Aguilar
TRIBUNA
En días pasados el Coro del Instituto Schiller ofreció su tradicional Concierto de Navidad al que acudieron un millar de personas, llenando la Catedral del Sagrado Corazón de Jesús.

El concierto fue dirigido por la maestra Ana Linda Ruiz Quezada, directora del Instituto Schiller y acompañados al piano por el maestro Jaime Verdugo, donde participaron todos los alumnos que integran el Instituto Schiller desde el Grupo Principiante, Coro de Niños, Coro de Adultos y Jóvenes, Grupo de Flautas Barrocas y el reciente Grupo de Guitarras creado y dirigido por el maestro Alberto Ruiz.

También hubo invitados especiales, como el Coro de Cámara L'Orfeo del Conservatorio Superior de Música de Hermosillo, dirigido por el maestro Luis Enrique Téllez.

"El numeroso público que asistió al concierto, tuvo la oportunidad de deleitarse con villancicos de algunas regiones del mundo, que los hicieron viajar y conocer costumbres, lenguajes y diferentes formas de expresar la alegría por el nacimiento del Niño Dios, que se han creado para festejar este acontecimiento que ha unido al mundo. El recinto de Catedral fue el mejor lugar, para que a través del canto y la música se evocara en los corazones de todos, esa alegría interior que permite disfrutar e irradiar el amor al prójimo, rodeados de la belleza musical que dio paz y tranquilidad a los asistentes", comentó la directora del Instituto, la maestra Ana Linda Ruiz.

El programa inició con el Grupo Principiante quienes interpretaron los villancicos "Zúmbale al pandero", "Hacia Belén va una burra", "Ya llegó el Mesías" y "Arre borriquito".

El Coro de Niños, realizó su entrada al escenario con una marcha francesa que simulaba que a un cortejo de soldados que acompañaba a los Reyes Magos, también deleitaron al público "Venid Oh Niñitos a Belén", "Pastores a Belén" y cerraron su participación con la obra chusca "México Ángel y Pastor".

El Grupo de Adultos y Jóvenes mostró su destreza vocal, presentando las obras "Allá en el Pesebre", "Patapán", "Si yo fuera Campana" y el tradicional canto francés "Hoy a la Tierra".

La parte instrumental corrió a cargo del Grupo de Flautas Barrocas y el Grupo de Guitarras, que al fusionarse interpretaron magistralmente "Nunca suenan las campanas" y "25 de Diciembre".

Como invitado participó el Grupo de Cámara L'Orfeo, de la ciudad de Hermosillo, para ser parte del concierto e interpretaron cuatro obras mexicanas en náhuatl.

Para cerrar con broche de oro, se realizó un ensamble numeroso de 70 cantores formado por niños, jóvenes y adultos, motivando aún más al público con cantos tradicionales y populares de Navidad, cautivando a la asistencia, arrancando prolongados aplausos y algunas lágrimas y que condujo a todos los asistentes a interpretar el canto final "Noche de Paz", el villancico más conocido del mundo.