Banner

Por Antonio Baranda
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La Secretaría de Gobernación (SEGOB) reconoció que la falta de eficacia en el sistema de justicia deriva en violaciones a los derechos humanos y faltas al debido proceso.
En un diagnóstico, la dependencia sostuvo que existe opacidad, corrupción y desconfianza hacia las autoridades encargadas tanto de la administración como la procuración e impartición de justicia.
“Lo anterior evidencia las limitaciones y carencias del sistema de justicia penal para garantizar a la sociedad el acceso a una justicia pronta, expedita, imparcial y transparente”.
“Esto ha representado para nuestro País una limitante para alcanzar el pleno Estado de Derecho, en el que se respeten las leyes y se brinde certidumbre jurídica a toda la población”, indicó la dependencia en su estudio.
De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre el Sistema de Justicia Penal 2012, el 49% de la población considera que las leyes no se cumplen.
Los principales problemas son corrupción, tardanza e impunidad, factores por los cuales el promedio nacional del nivel de confianza en la justicia está por debajo del 15 por ciento.
Para hacer más eficaz la procuración e impartición de justicia, y contar con un sistema efectivo, la SEGOB marcó como prioritario implementar la reforma constitucional en materia penal.