Delia Irene Botello Amante, la única persona que permanecía encarcelada por la tragedia de la Guardería ABC, quedó en libertad ayer, tras pagar una fianza de 20 mil pesos.

Por Rolando Chacón
AGENCIA REFORMA
HERMOSILLO.- Delia Irene Botello Amante, la única persona que permanecía encarcelada por la tragedia de la Guardería ABC, quedó en libertad ayer, tras pagar una fianza de 20 mil pesos.
La mujer que fue acusada del homicidio de 49 niños y lesiones de más de 100 cuando no cumplía un mes en su cargo, ahora sólo enfrenta un delito por el cual no volverá a pisar la cárcel.
Su abogado, Héctor Contreras, explicó que el 31 de enero lograron eliminar el auto de formal prisión por homicidio y lesiones, y ahora sólo será juzgada por uso indebido de atribuciones, delito que alcanza fianza.
Cuando le dictaron el auto de formal prisión, en 2009, Botello Amante fue acusada de homicidio y lesiones por no aplicar la Ley de Protección Civil.
Luego, en un juicio de amparo, se comprobó que no le correspondía al personal del Seguro Social aplicar esas medidas. Así, el motivo por el cual fue encarcelada, ya no tenía razón de ser.
Nohemí López, ex jefa de Guarderías del IMSS en Sonora, y Yadira Barreras, coordinadora zonal de Guarderías, obtuvieron en febrero de 2013 un amparo contra los cargos de homicidios y lesiones, lo que les permitió dejar la cárcel tras pagar una fianza de 120 mil pesos.