Después de su accidente cerebrovascular, Kadima ganó las elecciones de 2006 bajo el liderazgo de Olmert.

NOTIMEX
Jerusalén.- El ex primer ministro israelí Ariel Sharon murió hoy a los 85 años de edad, luego de pasar ocho años en estado de coma, tras haber sufrido un accidente cerebrovascular.
De acuerdo con medios locales, como el The Jerusalem Post, la muerte del legendario político y militar israelí se registró este sábado en el Centro Médico Sheba, días después de que su condición se deterioró drásticamente.
Su familia se reunió en el hospital para estar con él en sus últimos momentos. Sus hijos Omri y Gilad habían estado a su lado desde que su estado empeoró el pasado 1 de enero.
Los órganos vitales de Sharon habrían fallado, incluyendo los riñones y los pulmones, mientras su presión arterial y el ritmo cardíaco se deterioraron de nuevo el pasado jueves.
Medios de todo el mundo se congregaron en las inmediaciones del hospital, a las afueras de Tel Aviv, desde que se conoció que el primer ministro vivía sus últimos días.
Fuentes de la Oficina del primer ministro Benjamín Netanyahu han adelantado que será organizado un funeral de Estado para Sharon.
Sharon, quien habría cumplido 86 años el próximo mes, es uno de los políticos legendarios de Israel, jugó un papel decisivo en las victorias de las Fuerzas de Defensa de Israel en el desierto de Sinaí, tanto en la Guerra de los Seis Días de 1967 y en 1973 en la guerra de Yom Kippur.
Sus victorias en el campo de batalla fueron inmortalizadas por la imagen de él con un uniforme de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) con un vendaje blanco envuelto alrededor de su frente herida, que le valieron el título, "Arik, rey de Israel".
Fue igualmente audaz en la arena política, donde participó en la formación de los dos partidos Likud y Kadima.
Como ministro de Defensa en 1982 supervisó la Guerra del Líbano antes de que fuera retirado de su cargo en 1983 a consecuencia de la masacre de Sabra y Chatila por la que la Comisión de Encuesta de Kahn lo encontró responsable indirecto.
Sin embargo, volvió a la política como ministro de Vivienda en el periodo de 1990-1992, y fue responsable de la construcción de miles de viviendas en Judea y Samaria.
También ocupó el cargo de ministro de Relaciones Exteriores en 1998. En septiembre de 2000, siendo el líder del partido Likud, visitó el Monte del Templo, acción que fue el detonante de la segunda intifada.
Fue elegido primer ministro en 2001 y bajo su liderazgo Israel comenzó a construir un muro de seguridad en Cisjordania.
Él era famoso por el lema "El destino de Netzarim (un asentamiento judío en la Franja de Gaza) es el destino de Tel Aviv."
Como primer ministro, formuló y ejecutó la retirada de 21 asentamientos de Gaza, junto con otras cuatro en el norte de Samaria.
En 2005, abandonó el Likud para crear la formación política Kadima con Shimon Peres, Ehud Olmert y Tzipi Livni.
Después de su accidente cerebrovascular, Kadima ganó las elecciones de 2006 bajo el liderazgo de Olmert.