Banner

Fue encontrado en el traspatio de la casa de sus abuelos


Por Javier Camacho
TRIBUNA
La mañana de ayer fue descubierto el cadáver de Luis Eduardo Figueroa López, de 22 años de edad, en el traspatio de la casa de sus abuelos, en Esperanza, a quien desconocidos lo asesinaron a balazos en la madrugada.
Los hechos se reportaron a las 09:00 en la vivienda ubicada en la esquina de las calles Benito Juárez y Nuevo León, en dicho asentamiento rural.
En el lugar, agentes policíacos informaron que el joven presentaba una herida de bala a la altura de la "sien" derecha y otra en la nuca.
El cuerpo de Luis Eduardo estaba cerca de un lavadero e inicialmente se dijo que se resbaló cuando andaba ebrio y que se había golpeado la cabeza.
Sin embargo, cuando llegó la Policía y los peritos de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) se dieron cuenta que no se trataba de un accidente, que el joven había sido asesinado a balazos.
Mencionaron que en el lugar se encontraron un par de casquillos percutidos, al parecer calibre 9 milímetros.
De los hechos nadie se dio cuenta, toda vez que los habitantes del lugar estaban dormidos, pero tampoco los vecinos escucharon nada.
Dio fe del cadáver, personal de la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) quienes ordenaron que el cuerpo fuera trasladado al Anfiteatro para los trámites correspondientes.