Por Javier Camacho
TRIBUNA
Afligido por la muerte de su esposa y agobiado por problemas de salud, Fulgencio Flores Flores, de 92 años de edad, decidió escapar por la “puerta falsa” y ayer por la tarde su cadáver fue descubierto colgado en un árbol frutal ubicado en el traspatio de su casa, en la colonia Cumuripa.
El cuerpo fue encontrado, a las 14:30 horas aproximadamente, por una de sus nueras en la vivienda ubicada por el callejón 20 de Noviembre, entre California y Torreón.
La afligida mujer dijo a los agentes preventivos que le llevaba comida y al buscarlo en el interior de la casa no lo encontró.
Agregó que al salir al traspatio se sorprendió al ver que el cuerpo de su suegro pendía macabramente de un árbol e inmediatamente pidió auxilio a sus familiares y llamó a la Policía.
Se dijo que el vecino de la Cumuripa tenía varias horas muerto y para lograr su propósito utilizó una cuerda que ató a su cuello y el otro extremo a la rama del árbol para dejarse caer con el peso de su cuerpo.
Trascendió que el nonagenario estaba afligido porque meses atrás murió su esposa, pero también tenía problemas de salud y además padecía de los nervios.
Por lo anterior, es que se sospecha que Fulgencio Flores optó por suicidarse.
Dio fe del cadáver, personal de la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) quienes ordenaron que el cuerpo fuera trasladado al Anfiteatro para los trámites correspondientes.