recolectaba maíz entre las vías y no escuchó el silbato


Por Javier Camacho
TRIBUNA
Cuando se dedicaba a recolectar semillas de maíz entre las paralelas férreas, Celestino Verdugo Archuleta, de 74 años de edad, fue embestido por el tren y murió antes de que fuera atendido por los paramédicos de la Cruz Roja, cuyos hechos sucedieron la mañana de ayer frente a la empresa harinera "La Selecta".
En el lugar informaron que el hoy occiso vivía por la calle Juan Diego 2112, de la colonia Villa de Guadalupe.
La máquina participante en el accidente sucedido poco antes de las 09:30 horas, es el número 3004, tripulada por Jesús Manuel Flores Leyva, quien dijo vivir en la colonia Marbella, en Guaymas.
Según testigos, Celestino Verdugo estaba parado entre las vías cuando el tren se desplazaba de norte a sur, cuyo maquinista accionó varias veces el silbato para alertarlo a que se moviera.
Sin embargo, el vecino de la colonia Villa de Guadalupe no escuchó las advertencias y fue aparatosamente arrollado por el pesado vehículo, que literalmente lo enrolló entre los fierros y las ruedas.
Al detener el tren su marcha, el anciano fue sacado de abajo de la máquina, mientras solicitaban el apoyo de los paramédicos, quienes al llegar se percataron que la persona ya había dejado de existir.
Verdugo Archuleta, al igual que una docena de personas, se dedicaban a recolectar el maíz que los furgones o góndolas tiran en medio de las paralelas.
Dio fe del cadáver, personal de la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) quienes ordenaron que el cuerpo fuera trasladado al anfiteatro para los trámites correspondientes.