Banner

Por Natalia Vitela
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El personal de enfermería no está exento de la mala praxis.
Un estudio de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (CONAMED) revela que de 100 expedientes de queja contra enfermeras, en 99 casos existieron elementos de mala práctica y en el 20% de éstos se comprobó daño por esta situación.
Los principales eventos adversos ocasionados por fallas en la atención fueron infecciones nosocomiales, úlceras por presión, cuerpo extraño en cavidad, quemaduras y caídas, entre otros, indicó Martha Soto Arreola, especialista del departamento de investigación de la Subcomisión Médica de la CONAMED.
Una infección nosocomial puede costarle la vida al paciente, mientras que para la institución significa, en promedio, seis días más de internamiento y el costo es de alrededor de 15 mil pesos diarios, comentó.
Según el estudio, en el 65% de los casos se identificaron errores en la administración de medicamentos.
De acuerdo con la investigadora, la base del estudio fue el expediente clínico y se evaluaron 40 estándares relacionados con la práctica de atención de enfermería.
“A veces nuestras enfermeras no conocen ni las rutinas de un servicio. Se perdió la técnica de la toma de temperatura, de administración de medicamentos. Han reportado que en ocasiones la enfermera está preparando medicamentos y está con sus audífonos imagínense esa distracción tan fuerte”.
Mencionó que la mala práctica en enfermería es multifactorial, pero las principales causas son la insuficiencia de personal, la desactualización de las enfermeras, la desigualdad en la formación en las diferentes escuelas, así como la falta de supervisión y equipo.
Los salarios bajos y las jornadas extenuantes también influyen.
“Hay enfermeras que por necesidad económica trabajan dos o tres turnos y puede influir también eso”.
“Otra es que no se dé a conocer al personal, sobre todo de nuevo ingreso, cuáles son los estándares de desempeño”.
Por otra parte, Jorge Alfonso Pérez Castro y Vázquez, subcomisionado médico de la CONAMED, aseguró que en la mayoría de los casos ni familiares ni pacientes se quejan de los errores y deficiencias de las enfermeras.
“Por enfermería prácticamente en México no demandan a enfermería, porque la gente no sabe. Cuando se percibe que hay mala atención, generalmente la atribuye más al médico que la enfermera. En Estados Unidos, por ejemplo, por cada queja médica hay tres de enfermería”, comentó Soto Arreola.