Por Adán García

AGENCIA REFORMA

PÁTZCUARO.- La Coparmex en Michoacán condenó el asesinato del empresario Miguel Arce Ochoa y demandó a las autoridades poner un alto a la violencia.

“No es posible que sigan sucediendo este tipo de cosas”, declaró Luisa León, presidenta estatal de ese organismo.

Advirtió que este tipo de crímenes desalienta a los inversionistas.

“Definitivamente uno como empresario, como michoacano, hace todo el esfuerzo, por salir adelante y no podemos permitir que sigan sucediendo este tipo de situaciones.

“Eso daña mucho el ánimo de todos y lo afecta considerablemente porque la imagen que estamos dando es que no existe la seguridad física y patrimonial que requiere todo inversionista”, expresó en entrevista.

“Aquí la exigencia nuevamente a las autoridades es que cumplan verdaderamente su función en el sentido de proporcionar esta seguridad física y patrimonial que tanto necesitamos los michoacanos”, clamó.

Al inversionista asesinado se le atribuye el arribo y expansión del Grupo Modelo en la zona lacustre de Michoacán.

Sin embargo, supuestas presiones del crimen organizado hicieron mella en el consorcio cervecero, al grado de llevarlo al cierre de una de sus agencias en el centro de Pátzcuaro.