Por Martín Roberto Vega E.
EL INFORMADOR DEL MAYO
NAVOJOA.- Un difícil año agrícola se perfila en el Valle del Mayo y Álamos porque se perfila una época de estiaje fuerte, cuyo periodo de inicio comprende de finales de abril y principios de mayo y desaparece con las primeras lluvias de julio.
Dijo lo anterior, César Lagarda Lagarda, director del Organismo de Cuenca del Noroeste de la Comisión Nacional del Agua, durante una rueda de prensa luego de la Primera Sesión de la Comisión de Operación y Vigilancia, de Cuenca del Noroeste del Río Mayo; donde asimismo se ventiló los apoyos a los municipios por la inminente sequía que se avecina.
Hemos planteado en este consejo de cuenca el apoyo para distribuir con pipas, sobre todo en las regiones más alejadas, por la escasez de agua, reveló al dar a conocer que ya se está en contacto con los alcaldes del Sur para prever obras que mitiguen esta sequía, cuyo tiempo se percibe un tanto difícil.
En la conferencia donde estuvo presente Alejandro Vences y Julio López Hernández, gerente y coordinador de los Consejos de Cuenca del Noroeste, Lagarda Lagarda hizo saber que se está solicitando a los alcaldes los proyectos de obras para contrarrestar la sequía, para encausarlos al programa Agua Potable y Alcantarillado de Sonora (APASO) y darles respuesta a través de recursos federales de fondo perdido, donde ellos ponen su parte para atender sus necesidades convenientes en el ramo municipal.
Expresó que en el término agrícola, cuya incumbencia corresponde directamente a la CONAGUA, se analiza una solicitud de propuesta presentada por la Sociedad de Usuarios de Riego a cargo de Jesús Tadeo Mendívil Valenzuela, en el renglón de obras de revestimiento con aportación de 50 y 50 cuya inversión se dará a conocer en las próximas semanas, la cual puede ser igual o mayor que la del año pasado.
Entre otras cosas, Lagarda Lagarda reconoció que en términos agrícolas, el Valle del Mayo es una región favorecida, lo que se refleja en el nivel de producción del actual ciclo agrícola Otoño Invierno 2013-14, donde se espera que los resultados sean como lo son tradicionalmente, de los más productivos del País.
El año anterior, recordó, fue bueno en cuanto a las lluvias, cuyo almacenamiento de la Presa Adolfo Ruiz Cortines permitió programar un ciclo agrícola al 100% en el Valle del Mayo.