Estamos cerca de atraparlos, dice Mireles líder de las autodefensas

Por Julián Sánchez

EL UNIVERSAL

APATZINGÁN.- Las autodefensas y la Policía Federal están “a la caza” de los líderes del Cártel de “Los Caballeros Templarios”, a uno de los cuales estuvieron a punto de capturar el sábado en la serranía, por lo que continuarán los operativos, anunció José Manuel Mireles, uno de los dirigentes del grupo civil.

Mientras, vecinos de Apatzingán anunciaron que este lunes tomarán la alcaldía para quitar del cargo a Uriel Chávez, a quien acusaron de actos de corrupción y de tener presuntos nexos con “Los Templarios”.

En las acciones concertadas que realizan las autodefensas y las fuerzas federales, Mireles destacó que “están cerca de capturar” en la sierra a los capos Nazario Moreno González, “El Chayo” y “con suerte” a Servando Gómez Martínez, “La Tuta”.

“Estamos cerca de algunas cabezas, ayer se nos escapó, por 20 minutos, El Chayo, a las 10 de la mañana, de un rancho cerca de Tumbiscatío”, gracias a que operan en la sierra unos 300 integrantes de las autodefensas.

Mireles reconoció que líderes Templarios han querido contactarlos en los dos últimos meses que han trabajado intensamente en la sierra, principalmente en el Municipio de Artega y Tumbiscatío, así como en otras comunidades como Las Cañas y cerca de La Mira, “pero nosotros no hablamos con delincuentes”.

Expuso que “Los Templarios” no perdonan a las autodefensas y que han matado a familiares. “A los que andamos en lucha nos han matado a mucha familia sin misericordia. A todos”.

En este contexto aceptó que será difícil capturar a “El Chayo” o “La Tuta” con vida, por lo que previó que corran la misma suerte que Francisco Galeana, “El Pantera”, quien fue abatido el viernes pasado.

Sobre la presencia de las autodefensas en otras poblaciones, Mireles coincidió con Hipólito Mora -otro de los dirigentes-, que a Morelia y a otras cabeceras municipales entrarán sólo acompañando a la Policía Federal para señalar dónde están ubicados miembros de “Los Caballeros Templarios”.

Luego de una reunión que sostuvieron los dirigentes de las autodefensas, con el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, el perredista Silvano Aureoles, el segundo visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Marat Paredes, y el vicario de la Diócesis de Apatzingán, Gregorio López, Mireles informó que el próximo miércoles el grupo civil que encabeza hará presencia en Cotija y Tingüindín.

Resaltó que paralelamente están a 15 kilómetros del centro de Lázaro Cárdenas, por lo que no descartó que en próximos días se acerquen a ese punto, pues ya tienen presencia en La Mira, que pertenece a ese Municipio.

Hipólito Mora explicó que sobre la coordinación entre autodefensas y Policía Federal “lo que hemos acordado con el Gobierno Federal es que nosotros nos podemos quedar en la orillita y entradas (de las comunidades que limpien del crimen organizado). Con dos o tres de nosotros que los acompañen (a policías federales) para señalar las casas de templarios. Así limpiaremos Morelia, Uruapan y cualquier otra ciudad”.

En la reunión, el diputado perredista Silvano Aureoles destacó que los ciudadanos piden solución sobre el problema de los desplazados, que han sido obligados a esta situación por el crimen organizado, paralelamente, dijo, se debe atender el problema de los huérfanos víctimas de la inseguridad, y que no se regrese al mismo esquema delictivo.

Habitantes de Apatzingán se manifestaron este domingo por la tarde en la entrada de la Presidencia Municipal y acordaron tomar este lunes el inmueble para “sacar” al alcalde Uriel Chávez, a quien señalan como un servidor público “corrupto”, incapaz para gobernar el Municipio, ya que aseguraron que está ligado a “Los Caballeros Templarios”.

Lo que inició como una reunión para hablar sobre la conformación de una policía ciudadana en un proyecto que impulsa el vicario de la diócesis de Apatzingán, Gregorio López, y a donde asistieron los líderes de las autodefensas, Mora, Mireles y Estanislao Beltrán, se convirtió en un acto de protesta y en una asamblea en la que deliberaron que el alcalde debe ser destituido por el pueblo.

Con pancartas con el mensaje “¡fuera asesino”!, o “¡fuera el alcalde corrupto”!, unas 800 personas gritaron consignas afuera del Palacio Municipal, que es custodiado por elementos de la Policía Federal. Los inconformes acordaron que este lunes a las 10:00 horas concretarán su objetivo para “sacar” a Uriel Chávez de su cargo.