Por Rachel García Vega
TRIBUNA
El Turismo Religioso y Cultural son fundamentales para que el sector restaurantero registre una mayor afluencia en los establecimientos durante los días de Cuaresma y Semana Santa, aseguró Enrique Burboa Valenzuela.
El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC), manifestó que se encuentran confiados que a partir de hoy que inicia la Cuaresma el sector restaurantero registrará una mayor afluencia, lo cual será favorecedor para el gremio.
Agregó que la Cuaresma y Semana Santa son fechas que traen sin duda un beneficio en el consumo en hoteles, restaurantes y demás prestadores de servicios que se encuentran instalados en la localidad.
Expresó que teniendo en cuenta que en Ciudad Obregón el turismo religioso, cultural y de salud son importantes, se espera que turistas del interior del país y paisanos empiecen a arribar a la ciudad en los próximos días para disfrutar de sus vacaciones de Semana Mayor.
En estos días la mayoría de los turistas simplemente están de paso por la ciudad para trasladarse a diferentes destinos, otros llegan para visitar a sus familiares y hay quienes lo hacen también para conocer las tradiciones mexicanas y sonorenses.
En ese sentido, dijo que la totalidad de los restaurantes que existen en Ciudad Obregón, mantienen sus puertas abiertas durante los días de Cuaresma y Semana Santa, teniendo en cuenta que son fechas en las que tienen la oportunidad de aprovechar a aquellas personas que están de visita en la ciudad.
Por ello, en los próximos días los visitantes y la gente de la ciudad tendrá la oportunidad de degustar una extensa variedad de platillos que se ofrecen en los distintos restaurantes locales.
En fechas como ésta la gente no se inclina por aquellos platillos elaborados a base de mariscos, los comensales consumen todo lo que se les ofrece, teniendo en cuenta que tienen mucho de donde elegir sobre todo ahora que los restaurantes ofrecen una amplia variedad de productos.
Por último, declaró que el sector restaurantero considera que siempre son tiempos mejores y en ese sentido esperamos que este año no sea la excepción y que las ventas fluyan como en ocasiones anteriores.