Por Gabriel Benítez Carrera
TRIBUNA
HERMOSILLO.- El Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Sonora (STAUS), solicitó de manera pública a los representantes de la institución, reinstalar las mesas de diálogo a fin de dar cumplimiento al proceso de negociación que llevan a cabo y que está detenido por la huelga que mantiene el STEUS.
El dirigente del STAUS, Roberto Jiménez Órnelas, señaló que ellos tienen el emplazamiento a huelga para el 20 de marzo, esperando que para esa fecha ya se tenga una solución por parte del otro gremio, a fin de que no se empalmen sus movimientos de lo contrario tendrán que proceder como lo marca la ley.
En rueda de prensa para dar a conocer su posicionamiento sobre la situación que se vive en estos momentos, dijo que los ofrecimientos que ha efectuado el Alma Mater por el orden de los 3.5% de incremento al salario es inferior a la inflación del año pasado, a sabiendas que hay universidades que han obtenido prestaciones superiores al cinco por ciento.
Ante esta situación, esperan que las autoridades universitarias se pongan de acuerdo con su sindicato hermano, a fin de evitar que se empalmen dos huelgas.
Jiménez Órnelas agregó que tienen cuatro meses en la búsqueda de una solución a las demandas de sus prestaciones del presente año, donde la situación es similar a las de los trabajadores manuales.
Abundó que aun y con la huelga que mantiene el STEUS si se puede atender su petición de que sean atendidos por el rector Heriberto Grijalva, debido a que no se contrapone a sus demandas, esto en razón de que no quieren que se llegue al emplazamiento de la paralización de labores de parte de ellos.
Aclaró que antes del 20 de marzo sostendrán una asamblea general a fin de analizar la situación interna y determinar las acciones a realizar de estallamiento, o prórroga de la huelga en tanto el STEUS mantenga cerradas las puertas de la institución.