NOTIMEX
GINEBRA.- La Comisión de Investigación de Naciones Unidas sobre la situación en Siria documentó tortura, violencia y miseria en esa nación al grado de que miles de civiles deben buscar en la basura su sobrevivencia.
Por su parte la representación de Siria ante el Consejo de Derechos Humanos de NAciones Unidas rechazó la posición de la Comisión, y aseguró que solo se busca acrecentar las hostilidades que se viven en ese país.
Civiles en áreas sitiadas han sido reducidos a hurgar en la basura para sobrevivir. En el punto más bajo de este conflicto la gente, incluyendo niños, ha muerto de hambre, afirmó el presidente de la Comisión, Paulo Pinheiro.
El conflicto en Siria ‘no muestra signos de debilitamiento, tal como se puede observar de las oleadas de las personas internamente desplazadas y refugiados que huyen de la violencia’, dijo al presentar un informe ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.
Según la Comisión, ‘el campo de batalla ha adquirido nuevos tintes de complejidad’, mientras el gobierno sirio sigue confiando en su poder, incluyendo su control del espacio aéreo, subrayó.
Asimismo, se ha beneficiado de la intervención de los combatientes extranjeros, muchos de los cuales tienen presencia oficial en Siria, subrayó.
En especial los combatientes que cruzan desde Irak, luchan en la clandestinidad en coordinación con el ejército y con la milicia progubernamental, y en la actualidad hay cientos de grupos armados no estatales en el terreno, agregó Pinheiro.