Por Candelaria González
TRIBUNA
Por ser Benito Juárez García, una de las figuras de mayor orgullo para los mexicanos y ejemplo para el mundo, ayer se enalteció su memoria al cumplirse el 208 Aniversario de su natalicio.
Al pie del monumento del Benemérito de las Américas, ubicado en la plaza de la calle 200 y Sinaloa, autoridades municipales encabezadas por el secretario del Ayuntamiento, Antonio Alvídrez Labrado; y los miembros de la Masonería Universal en Cajeme, montaron por separado una guardia de honor y la colocación de arreglos florales.
Como parte del discurso oficial a cargo de Ventura Félix Armenta, director de DIF-Cajeme, habló de la biografía de este ilustre héroe de origen indígena zapoteco que llegó a ser Presidente de México del 15 de enero de 1858 al 18 de julio de 1872.
En la semblanza recurrió a la frase inmortal: “Entre el individuo como en las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”, la cual engloba su mayor filosofía de vida, la libertad de los mexicanos y el derecho a la educación como fundamento social de todas las clases.
Al respecto, el representante de la Logia Masónica Hiram 13, Manuel Villaseñor López, se refirió a Benito Juárez, como el héroe principal y un ejemplo para el mundo cuyo reconocimiento es global.
“Para los mexicanos Juárez debe ser un símbolo de lucha contra el imperialismo, de capacidad de sacrificio ante su pueblo, su principal postulado humanista y enfocado a la libertad de su pueblo y su compromiso con la acción social para México”, manifestó.