Banner

Santos derrotó 4-1 al Peñarol y consiguió su boleto para los Octavos de Final de la Libertadores


Staff
AGENCIA REFORMA
TORREÓN.- Santos y Darwin Quintero andan imparables en la Copa Libertadores.
Comandados por el colombiano, los Guerreros amarraron ayer el primer lugar del Grupo 8 al aplastar 4-1 a un histórico como Peñarol y reafirmarse como el mejor equipo del torneo, al menos en puntos, a falta de una jornada para el final de la Fase de Grupos.
Con 13 unidades y una diferencia de +9, el club lagunero manda en la Libertadores. De mantenerse en esa posición, se medirá en Octavos al clasificado número 16, es decir, al que avanzó casi de panzazo.
Fue una muestra de poder la que dio Santos porque antes del primer minuto ya perdía tras el tanto de Javier Toledo, quien aprovechó un error del zaguero José Abella y que el central Oswaldo Alanís estaba en el césped y el duelo no se detuvo.
Entonces llegó la noche de Quintero. El colombiano ya le había provocado jaqueca a la zaga visitante, con todo y un balón que pegó en el travesaño y luego en el poste, que milagrosamente no entró. Al 8', el jugador superó la marca y guardó el esférico en el ángulo superior derecho tras un centro de Jonathan Lacerda.
Peñarol no asistió al Corona. Fue cuestión de paciencia para que los locales los destrozaran. Al 58', Javier Orozco anotó el 2-1 tras un pase de Darwin.
Al 78', una vez más apareció el cafetalero, esta vez para bombear el esférico y, aunque el zaguero Joe Bizera pudo evitar el gol, detuvo increíblemente su carrera, quizá pensando en que el esférico iba para afuera.
Faltaba más y otra vez Darwin puso una asistencia, esta vez a Andrés Rentería, la que consumó el pase de Santos y prácticamente la eliminación de Peñarol, que tiene cuatro puntos.