Banner

La protección que tenía la rampa no estaba bien sujeta

Staff de Redacción

EL INFORMADOR DEL MAYO

ÁLAMOS.- Trágica muerte encontró un niño alrededor de las 18:40 horas del martes, tras caerle una estructura tubular que no estaba fija y protegía una rampa para minusválidos.

Quien falleció es José Miguel Valenzuela Enríquez, contaba con tres años de edad, era hijo de Miguel Valenzuela Galaviz y María Enríquez, con domicilio por la calle 2 de Abril en el barrio de El Perico.

Informes proporcionados por las autoridades policíacas, el lamentable suceso ocurrió por las calles Morelos y Rosales, cuando el pequeño caminaba por la rampa para minusválidos detrás de su señora madre, la cual empujaba una carreola, pero en un momento dado el niño se sujetó del barandal (una estructura tubular) que protegía dicha rampa, el cual no estaba fijo y éste le cayó encima al menor.

Elementos de la Policía Municipal, así como de la Estatal Investigadora, acudieron al sitio donde se produjo el incidente, a fin de efectuar las averiguaciones en torno al suceso y posteriormente elaborar los informes respectivos.

Se dijo que el cuerpo sin vida del infante quedó en el lugar, a donde llegó el agente del Ministerio Público, quien se encargó de levantar el acta de rigor, para las diligencias de ley.