Banner

Otra persona fue ‘levantada’ y dos más resultaron lesionados al irrumpir un comando armado en una fiesta familiar

Por Javier Camacho

TRIBUNA

La alegría de los asistentes de una reunión familiar que se realizaba en un domicilio del ejido Primero de Mayo (Campo 77) se convirtió en dolor, temor, zozobra, cuando irrumpió un comando armado y disparó contra ellos, dejando como consecuencia una persona muerta, dos lesionados, mientras que otra fue “levantada” y se la llevaron con rumbo desconocido.

Autoridades policíacas de Bácum dieron a conocer que el ataque armado se registró como a las 04:00 horas en un domicilio ubicado por la calle Sonora, entre Zaragoza y Revolución, en dicho núcleo ejidal enclavado en el Valle del Yaqui.

Se dijo que el hoy occiso se llamaba Prisciliano Osuna Corral, de 70 años de edad, el cual vivía en el lugar, mismo que recibió un escopetazo en el rostro y otro en el pecho.

Mientras que los lesionados son los hermanos Hugo Israel, de 34 años y Óscar Eduardo Osuna Fuentes, de 40, los cuales fueron diagnosticados con heridas en sus cuerpos.

Trascendió que el comando armado privó de su libertad a una persona de nombre Francisco Osuna Fuentes, de 36 años de edad, hermano de los hoy lesionados.

Según la información proporcionada, poco antes de la hora mencionada llegaron al lugar tres motocicletas y un automóvil tipo Jetta del cual descendieron varios tipos encapuchados, vestidos de negro y con armas de fuego en la mano.

Estos individuos, supuestamente discutieron con los hermanos Osuna Fuentes para después dispararles, matando al septuagenario, mientras los hermanos intentaban huir, pero fueron alcanzados por los proyectiles.

Antes de retirarse, los desconocidos con lujo de violencia subieron al vehículo a Francisco Osuna y enfilaron con rumbo desconocido.

Cuando las autoridades policíacas llegaron al lugar solamente encontraron casquillos percutidos calibre 12 y 38, en la escena del crimen.

Se dijo que policías de los tres niveles de Gobierno y elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) buscaron a los sicarios por distintos sectores del Valle del Yaqui, pero no los ubicaron.