El 60 por ciento de los secuestros sucedieron en Morelos, Michoacán, Edomex, Tamaulipas o Tabasco

Por Diana Baptista

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Seis de cada diez víctimas son secuestradas en cinco estados del País.

Según el informe de víctimas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el 62 por ciento del delito se concentra en los estados de Morelos, Michoacán, Edomex, Tamaulipas y Tabasco.

Tan sólo en los primeros dos meses del año, las 32 procuradurías del País tomaron cuenta de 330 víctimas de secuestro.

La situación es más aguda en Tamaulipas, donde se contabilizó a 62 víctimas: 26 en enero y 36 en febrero.

Le sigue Michoacán, con 45 víctimas; Edomex, con 37; Morelos, con 34, y Tabasco, con 27.

Ninguna de esas entidades cuenta con unidades aptas para el combate al delito, según declaró recientemente Renato Sales, Coordinador Nacional Antisecuestros.

De acuerdo con datos de la organización Alto al Secuestro, el delito se concentra en las ciudades principales de los cinco estados mencionados.

Por ejemplo, en Tamaulipas el problema es más visible en Ciudad Victoria, Tampico, Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros.

En Michoacán, las denuncias se concentran en la procuraduría de la capital, aunque los plagios ocurren a lo largo de Tierra Caliente, principalmente en Zitácuaro, Uruapan, Lázaro Cárdenas, Zamora y Los Reyes.

Altas cifras de víctimas de secuestro también se documentan en Ecatepec, Nezahualcóyotl, Cuautitlán Izcalli, Chalco y Toluca, en el Edomex.

Por su parte, el foco rojo en Morelos es Cuernavaca y, en menor medida, Cuautla, Jiutepec, Puente de Ixtla y Temixco.

De manera similar, el 53 por ciento de las extorsiones se acumula en Edomex, con 262 víctimas; Jalisco, con 169; Distrito Federal, con 111; Morelos, con 86, y Michoacán, con 73.

De las mil 305 víctimas que fueron extorsionadas en enero o febrero, 701 denunciaron el delito en dichas entidades de las regiones Centro y Occidente del país.

El problema en ambas regiones se arrastra desde en 2012, según el informe “Análisis de la extorsión en México 1997 - 2013”, del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), presentado a finales de febrero.

De acuerdo con el documento, el Centro y Occidente de México acumularon más del 60 por ciento de las denuncias de extorsión registradas entre 2012 y 2013.

Destaca el caso de Jalisco, donde presenta una tendencia a la alza en el delito desde el año pasado, con un incremento del 69.59 por ciento en el número de denuncias, según cifras del ONC.

El problema también es grave en Tamaulipas y Baja California, con 72 y 51 víctimas en lo que va del año, respectivamente.