Banner

Asegura investigador que el capo de Sinaloa es un patrón del pueblo

Por José Guadarrama

EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- Un manipulador, un patrón de pueblo, cuyo atractivo con las mujeres, más que el dinero era el poder, así describe Malcolm Beith a Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

“El poder de la gente como ‘El Chapo’ proviene de que puede manipular el sentimiento público y aprovecharse de él, y lo hemos visto en la historia del narcotráfico, una explotación de gente sin opciones. Agentes como la DEA han dicho que ‘El Chapo’ toma una posición de Robin Hood, pero no, es en realidad la de explotar a las personas”, afirma el escritor en entrevista con El Universal.

En gira de promoción de su libro “El último narco: cazando a ‘El Chapo’”, el capo más buscado del mundo, cuestiona el papel del sinaloense y de otros narcotraficantes de la vieja guardia, que se presentan como “patrones” de los mexicanos, dándoles la impresión de que les ayudan a superar su difícil situación económica, cuando lo que realmente les dan es explotación y muerte.

“La gente quiere trabajar,