Banner

Por Pedro Sánchez Briones
AGENCIA REFORMA
CIUDAD JUÁREZ.- Unas 100 familias mexicanas de Chihuahua, Durango, Veracruz y Michoacán han solicitado desde el 2009 asilo político a Estados Unidos, orillados por la ola de violencia en el País.
El abogado Carlos Spector, especialista en migración y dirigente de la organización Mexicanos en el Exilio, indicó que ha ganado 10 de las peticiones.
Las víctimas son empresarios, derechohumanistas, activistas y periodistas y ex integrantes de Seguridad Pública, provenientes de esos estados.
“Los primeros elementos que atacó el Ejército en Chihuahua fueron personas que se estaban quejando y creo que en el 2009 llegaron con el fin de una limpieza ideológica atacando a derechohumanistas, activistas y periodistas”, agregó Spector.
Aunque en el 2009 empezaron a llegar las primeras familias a pedir asilo, se incrementó durante el 2011 y 2012, señaló Spector.
La organización Mexicanos en el Exilio fue fundada en el 2011 y se dedica a ayudar a quienes se ven obligados a salir de México a causa de la insuficiencia o falta de voluntad del Gobierno Mexicano para protegerlos.
Uno de los retos de este año es exigir que las autoridades federales, estatales y municipales acudan al Consulado General de México en El Paso, a rendir cuentas.
“Porque si no investigan los casos de los que se quedan, menos de los que se van... exiliados pero no olvidados”, dijo Spector, quien comenzó a recibir las solicitudes después del 2009, cuando arreció la violencia en México.
Entre las peticiones ganadas se encuentran las de miembros de la familia Reyes Salazar, a la que mataron a seis de sus integrantes en el Valle de Juárez, así como de familiares de la activista Marisela Escobedo, asesinada frente al Palacio de Gobierno en diciembre del 2010.
También figura el de la activista juarense Cipriana Jurado; el camarógrafo de Televisa-Torreón, Alejandro Hernández Pacheco, y un fotoperiodista de Veracruz