Banner

Por Alejandra López
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Contrario a lo que pudiera pensarse, el negocio de producir plásticos o moldearlos por parte de las Pymes es un negocio de baja rentabilidad.
Esto, por los créditos caros que se otorgan a estas empresas, dijo Juan José Ojas, integrante de la comisión de transformación de la Asociación Nacional de la Industria del Plástico (ANIPAC).
Señaló que aún los créditos gubernamentales son costosos para estas firmas, las cuales sobreviven entre dos y tres años antes de cambiar de giro.
En entrevista, señaló que en el País hay 4 mil transformadoras que tienen entre 3 y 5 máquinas en su negocio.
En contraste, en Italia lo normal es tener de 20 a 25 máquinas aunque en estos casos se accede a mejores métodos de financiamiento.