Staff de Redacción
TRIBUNA
La campaña “Juguemos A Vivir” que el Ayuntamiento de Cajeme, DIF Municipal y la Secretaría de Seguridad Pública iniciaron el pasado mes de enero con el auspicio del Programa Nacional de Prevención del Delito PRONAPRED, llegó a su fin esta semana con la destrucción por medio de una máquina de aplanado, de más de 3 mil juguetes de tipo bélico.
El objetivo de esta cruzada iniciada en el mes de enero, fue promover la cultura de la paz en la población infantil y estuvo encabezada por el alcalde Rogelio Díaz Brown, su señora esposa Susy Terminel y Fernando Isaac Apodaca Lauterio, consistió en hacer el intercambio de armas de juguetes por entradas al cine, las cuales fueron totalmente gratuitas.
La campaña incentivó de manera conjunta con el Gobierno Federal vía PRONAPRED, el no comercio, obsequio y uso de este tipo de artefactos así sea con fines de entretenimiento en los padres de familia y niños de nuestro Municipio, el objetivo; fue concientizar sobre la observancia de los valores humanos más fundamentales como el respeto a la vida y al sano esparcimiento de la población infantil.
Apodaca Lauterio presenció la destrucción en la colonia Hidalgo, lugar donde se encontraba la maquinaria pesada que hizo la destrucción del acopio de los juguetes, estuvo acompañado del secretario general del STIRT Francisco Contreras Vergara quien mencionó que la organización sindical que dirige, apoyó con más de 900 spots emitidos por las radios locales y medios de comunicación impresos y televisivos desde su inicio.
El secretario de Seguridad Pública recordó que gracias a esta iniciativa, niños de comunidades de las comisarías de Esperanza y Cócorit como Estación Corral y el Ejido Los Hornos fueron al cine por primera vez en su vida, e incluso; para facilitar el objetivo del programa, Seguridad Pública por medio de Tránsito Municipal proporcionó el medio de transporte y golosinas como palomitas y refrescos también de manera gratuita.