Banner

Por Alan Miranda
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Aunque la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) adelantó el 40 % de las licitaciones de obra pública, la industria de la construcción sigue atorada, pues el resto de los ramos no han apretado el paso.
Así lo expresó Ángel Macías, vicepresidente Infraestructura de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).
“Por más que alguien quiera sacar y gastar dinero el 1 de enero, en un caso aislado de uno de los componentes que integran esto, no lo van a levantar”, dijo.
El valor de la producción generado por las empresas constructoras bajó 0.27 % en enero, respecto al mes inmediato anterior, de acuerdo con las estadísticas más recientes del INEGI.
El empresario explicó que las obras que la SCT licitará este año representan apenas alrededor del 10 % de los más de los aproximadamente 700 mil millones de pesos que se invertirán en el sector tan sólo en 2014.
Además, dijo, los efectos de las licitaciones adelantadas apenas comienzan a sentirse, porque el proceso de concurso y asignación tarda hasta 45 días.
Señaló a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad, como de las instituciones que más se han retrasado en el gasto.
Además que la vivienda aún no se recupera.