Banner

THE ASSOCIATED PRESS
BAGDAD.- Varios coches bomba estallaron ayer miércoles en distintos vecindarios principalmente de mayoría chií de Bagdad y una ciudad al sur de la capital iraquí, con un saldo de al menos 24 muertos y decenas de heridos, dijeron las autoridades, la más reciente ola de violencia antes de las primeras elecciones parlamentarias en el país desde la retirada de las tropas estadounidenses en 2011.
Ningún grupo se atribuyó de inmediato la responsabilidad de los ataques, pero las explosiones tenían las señas distintivas de un grupo inspirado en al-Qaida y otros insurgentes suníes que con frecuencia perpetran ataques suicidas y con coches bomba para golpear áreas públicas y edificios gubernamentales en su intento por socavar la confianza en el gobierno encabezado por chiíes.
Las explosiones también coincidieron con el aniversario de la caída de Bagdad en manos de las tropas estadounidenses en 2003.
El más letal de los ataques del día ocurrió en la ciudad de Numaniyah, unos 80 kilómetros (50 millas) al sur de Bagdad, donde una bomba estalló en una concurrida zona comercial, y fue seguida por un coche bomba que explotó mientras las personas se reunían para ayudar a las víctimas de la primera explosión. En total, cinco personas murieron y 17 resultaron heridas, dijo la policía.
Más temprano, un coche bomba en la central calle Nidhal de Bagdad mató a cuatro personas e hirió a 11, mientras que tres personas murieron y nueve resultaron heridas en un atentado con coche bomba en el distrito de Kazimiya, en el norte de la ciudad.
Otros coches bomba estallaron también en las zonas de Shaab, Shammaiya, Karrada y Maamil, agregaron las autoridades policiales.
Más tarde el miércoles, otros tres civiles murieron y ocho resultaron heridos cuando otro coche bomba estalló en la zona comercial de Jadiriyah, también en la capital iraquí.
Funcionarios médicos confirmaron las cifras de muertos. Todos los funcionarios declararon bajo condición de guardar el anonimato porque no estaban autorizados a hablar con los medios de comunicación.
La violencia ha aumentado en Irak desde el año pasado.