Banner


En la época de Jesús, según cuenta la historia, éste era perseguido por los judíos para ser castigado, no lo encontraban porque siempre andaba de un lugar a otro curando enfermos, cuando Jesús se da cuenta de que es perseguido decide esperar a sus perseguidores. Cuando éstos se acercan Jesús les pregunta que si a quien buscaban, ellos contestan "a ti Señor", luego, Jesús los manda al monte, los judíos obedecen. Estando allá, se empiezan a escuchar ruidos muy extraños, por esta razón, los fariseos hacen máscaras muy variadas en base a esa transformación que sufrieron aquellas personas al meterse en el monte.
Después de resucitar, Jesús se va y se sienta a la diestra de Dios, el cual desde el Cielo ordena a Judas que decapite a los judíos. Por esta razón los fariseos se quitan la máscara el Sábado de Gloria y aunque ellos sacrificaron a Jesucristo, ellos terminan siendo perdonados.
La noche del Sábado empieza una fiesta en la enramada y dura toda la noche con rezos y cantos rituales.
A la mañana siguiente (Domingo) la actividad que se realiza es el recorrido que efectúan dos santos: Magdalena y San Juan. La primera lo hace en dos ocasiones sólo llevada por dos mujeres, la tercera ocasión el recorrido lo realizan los dos Santos.
Para comprender este ritual se detalla a debemos de conocer lo siguiente:
Una mañana, María Santísima le dice a Magdalena, ¡Oye, ¿a quién le habrán dedicado la fiesta toda la noche? (Sábado por la noche)!, ¡Quién sabe!, contesta Magdalena, ¡mira, ve corriendo!, dice María Santísima, ve a ver a quién se la hicieron, Magdalena se dirige hacia donde estaba la fiesta y al regresar le dice a María la fiesta la hicieron en honor al Niño Jesús, ¿pero cómo? ¡No puede ser, no te creo!, regresa de nuevo y acércate más para que veas mejor (segunda corrida). Cuando regresa le dice a la Virgen: si es al Niño Dios al que le hicieron la fiesta, no te creo, dice la Virgen a ver Juan, ve con ella para que me digas si es cierto lo que me dice Magdalena. Salen los dos juntos y al ver Juan lo ocurrido, llega al lado de la Virgen diciéndole: si es cierto lo que dice Magdalena es en honor del Niño Jesús la fiesta; entonces vamos por él, dice la Virgen, pero resulta que cuando van por él encuentran a la gente que atendió al Niño Jesús, en medio del camino y dirigiéndose a la iglesia.
Es por eso que en la actualidad el Domingo de Pascua se realiza esta presentación "donde corren los Santos"
Al terminar la semana los ancianos de la tribu dan consejos y recordatorios a todas las personas que participaron en la celebración de esta importante tradición, consejo que se da para que nunca se olviden de ella y de las demás tradiciones para que se sigan llevando a cabo y con esto contribuir a unirse e identificarse como etnia, a diferenciarse como cualquier otro grupo social.